Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Apellido Ganzinotto



No sé como llega el apellido Ganzinotto a Sevilla. Solo puedo recopilar aquí lo encontrado en internet. Intentaré el orden cronológico.

Amparo Ganzinotto -------- casada con Mariano Caro. Hijos:
-  Mariano Caro y Ganzinotto.  Aparece como Jefe de Sección en la Diputación Provincial. Vivía en c/Genova 44.
-    Angeles Caro Ganzinotto, nacida en 1844.
-     Maria del Patrocinio Caro Ganzinotto, abadesa:

Archivos del Monasterio de San Clemente El Real de Sevilla: “De cartón es el documento de profesión de sor Eloísa de Santa Teresa (4-II-1882), en el siglo Eloísa Alonso Pérez, que tomó el hábito el 9 de enero de 1881 y profesó un año después. El texto ocupa un óvalo coronado por el escudo real y enmarcado por una palma dorada y una rama de azucenas. Fuera de él están las tres firmas, del oficiante, el obispo Marcelino Spínola Maestre, de la abadesa, María del Patrocinio Caro Ganzinotto, y de la profesa.” Copiado de Las Tenues Luces del Claustro de Rosario Marchena Hidalgo. Universidad de Sevilla. http://institucional.us.es/revistas/arte/28/Art_18.pdf

Francisco Ganzinotto ----------, aparece como “Escribano Público por Oficio” de Sevilla entre los años 1824 al 1836. Se casó con María Concepción Morcillo Morón (nacida en 1808). Hijos:

Felipe Ganzinotto Morcillo, nacido en 1827, casado con Pilar Molero Tico el 17/05/1891.

Concepción Ganzinotto Morcillo

¿Jose María Ganzinotto Morcillo?

Fernando Ganzinotto Morcillo nacido en Sevilla en 1827, aparece como “Escribano Público por Oficio” entre los años 1853 al 1872. Domicilio C/Vizacinos 24. Casado con Matilde Echevarría Delgado (fallecida en Sevilla en 1830) y posteriormente se vuelve a casar con Mercedes Lerdo de Tejada Domine (fallecida el 30/05/1886). Hijos:

·      Francisco de Asís Ganzinotto Echevarría (nacido en 1860)

·  Amparo Ganzinotto ¿Echevarría? nacida en 1863 casada con Miguel Villagrán Riafrecha. 5 hijos.
-       José Villagrán Ganzinotto. Militar.
-       Amparo Villagrán Ganzinotto.

·  María Concepción Ganzinotto Echevarría casó en 1892 con Jose Luis Hernandez-Pizón y Baylleres. Tuvieron 2 hijas, Victoria y María ,Concepción un hijo:

-       José Luis Hernández-Pinzón Ganzinotto nació en el año 1893. Murió asesinado el 22 de julio de 1936 en Moguer, durante la guerra incivil. Fue Teniente Coronel de Infantería de Marina y Licenciado en Derecho. En 1920 publicó el libro "Vicente Yáñez Pinzón: Sus viajes y descubrimientos". Se casó con María Dolores Garrido Garrido con la que tuvo como única descendiente a María Teresa Hernández-Pinzón Garrido.

-       Lolita Ganzinoto ------- (aparece con una sola letra t). En Moguer, Juan Ramón Jimenez, conoció a una joven a la que escribió una poesía, publicada en Baladas de Primavera (1907) con el título de Balada Triste de la Primera Novia/Lolita Ganzinoto. Dice así:
o    Mi primera novia se ha muerto.
o    Le dedicaría un recuerdo,
¡pero este amor está tan viejo!
o    No me queda más que el misterio
o    de un estrellado firmamento
o    sobre las plazas de mi pueblo.
o    Tocaba con arranque espléndido
o    la banda de viento de Modesto.
o    A Lola se le había muerto
su padre y andaba de negro.
Nos íbamos al porche desierto
o    y nos besábamos huyendo...
o    Entonces ella se fue lejos
y se casó con un torero
que de otra plaza subió al cielo.
o    Y se vistió, blanca, de negro.
Y en este variable tiempo
de otoño dicen que se ha muerto...
o    Pero este amor está ya seco.
o    ¿Le dedicaría un recuerdo?
o    ¿Una rosa del cementerio?

·      Matilde Ganzinotto Echevarría casó el 30 de mayo de 1877 con Luis Lerdo de Tejada San Juan (1847-1922) natural de Puerto Real. Coronel de Caballería. Vivieron en Morón de la Frontera. Matilde falleció el 14 de julio de 1886 dejando al viudo con cuatro hijos: Matilde, Fernando, Francisco y Luis Lerdo de Tejada y Ganzinotto. Matilde se metió a monja y los varones hicieron carrera Militar en Caballería. Leo que después de la muerte de la madre, el padre se trasladó a Sevilla a la calle Vida nº 13, donde falleció el 6 de septiembre de 1922.

-       Luis Lerdo de Tejada y Ganzinotto (1878-19--). Coronel de Caballería. Caso con Elena Ganzinotto y Ayala. 2 hijos:
o   Luis Lerdo de Tejada Ganzinotto Ganzinotto (1910-1985), casado con María Pepa Magariños Vera. 2 hijos, Luis y Mari Nieves.
o   María Auxiliadora Lerdo de Tejada Ganzinotto Ganzinotto.

-      Francisco Lerdo de Tejada y Ganzinotto (1879-19--). Coronel de Caballería. Casado con Aurora Ayala de Más. 6 hijos. Abuelos de mis amigos-parientes Lerdo de Tejada y Pérez de Ayala.

-        Fernando Lerdo de Tejada y Ganzinotto (1880-1944) Militar de Caballería. Casado con Mercedes Baylleres. 3 hijos

·      Fernando Ganzinotto Echevarría, Abogado y Secretario Judicial de Sevilla. Nacido en 1856 y fallecido en la guerra incivil el 31/01/36. Se casó con Josefa Jimenez Mendoza, al parecer el matrimonio tuvo dos hijas Elena y Concepción.

-       Elena Ganzinotto (Jimenez) y Ayala fue la primera esposa de Luis Lerdo de Tejada y Ganzinotto, así aparece -como fallecida previamente- en una esquela mortuoria. En dicha esquela se nombra a su madre política Josefa Jimenez Mondaza, viuda de Ganzinotto Tuvieron dos hijos: Luis y María Auxiliadora. Su hijo Luis Lerdo de Tejada Ganzinotto Ganzinotto, ya ha sido nombrado.

-       Concepción Ganzinotto Jimenez.

Rafael Ganzinotto Morcillo

En 1865 encontramos en La Guía de Sevilla y su Provincia: ESCUELAS PUBLICAS COSTEADAS POR EL Excmo. AYUNTAMIENTO, PERSONAL DÉLAS MISMAS Y EDIFICIOS QUE OCUPAN.
Práctica notmal.— Ex-convento Ae San Diego.—De niños.- Regente don Rafael Ganzinotto.
Maestro Regente de la práctica, don Rafael Ganzinotto: Lectura y Escritura, teoría y práctica.
Escuela Superior pública: Ganzinotto, Rafael. Escuela de varones Práctica Normal. Exconvento de la Merced, en el Museo.
Autor del libro: Caligrafía, colección de muestras de letra bastarda española, por D. Rafael Ganzinotto, grabadas por J. Reinoso: Sevilla (Madrid), 1865; 8." mayor.

En la sección Vecindario de Sevilla, aparecen en 1867:
Ganzinotto, Fernando. Escribano. C/Colón 12. Casado con Matilde Echevarría.
Ganzinotto y Morcillo; Rafael. Profesor. C/Jimios, 7.

Casado con Amparo Ordoñez Cáceres. Tuvieron al menos una hija:

-       Pilar Ganzinotto Ordoñez, casada con Agustín López Pazo. Mis bisabuelos.
Esta historia sigue en:


PD: RUEGO CON AGRADO CUALQUIER INFORMACIÓN que será incluida en este artilugio del apellido Ganzinotto.
Muchas gracias.



Arraigos


Nacer es empezar a vivir fuera del útero materno. Perder seguridad, ser vulnerables.

Los bebés precisan sentirse protegidos para el correcto desarrollo cerebral. Las teorías de la lactancia materna y las transferencias cariñosas madre-hijo parecen corroborar la hipótesis. Comenzamos a echar raíces.

Así, la familia es el útero del recién nacido. Es su referencia. Con el tiempo también es posible que sea la referencia del joven, del adulto y del anciano. Decimos: “La familia siempre esta ahí, para lo bueno y para lo malo…”

Unos se aferran a la familia como tabla de salvación cuando ataca la ballena blanca y el navío se descuaderna haciendo agua como una canasta de tender la ropa. Esta es una sabia elección.

Otros no tienen familia o prescinden de ella voluntariamente. Son los extremos vulnerables de la campana de Gauss.

Por eso la sociedad “civilizada” ha de comportarse como una gran familia con aquellos que la necesitan y que la demandan: bebés abandonados, huérfanos, sin hogar, sin techo, inmigrantes, mendigos, desahuciados, pobres… Es justo y necesario.

Esto es así (debe ser así) en todas las sociedades y -por supuesto- se cumple a rajatabla en las “incivilizadas”.

Otro arraigo fundamental es la amistad. Aparece sin esperarlo, como el conejo blanco surge desde dentro del sombrero del mago. Un amigo es como un muro de carga de nuestra estructura vital. Que nunca se nos olvide esto. Nuestros amigos valen su peso en abnegación y honestidad, en respeto y cariño indiscutible. Antepongamos amistades sólidas, fraguadas a golpes de juventud, a muchas otras relaciones humanas. Son nuestra familia elegida, no impuesta por la genética. Odio esta frase de “los amigos de verdad…” es falsa. Todos los amigos son de verdad por definición.  El que buen amigo tiene, seguro va y seguro viene. Buen arraigo la amistad.

Crecer es envejecer. Tenemos fecha de caducidad como los yogures. Está escrita en los telómeros de nuestros cromosomas. Aunque a veces nos olvidamos de que somos bioquímica y seguimos (de)creciendo hasta el agotamiento orgánico, aferrados a la vida ya sin saber como ni por qué. El gran enemigo de la vejez (de la vida) es la muerte. Digan lo que digan.

Y de la certeza de la muerte surgen la religión. Otro puntal donde aferrarse ante el miedo a la mar embravecida por la tempestad, a la oscuridad rota por relámpagos cegadores y al ruido infernal de la fractura de los huesos al ser aplastados por los mástiles de nuestra (in)segura embarcación. Dicen que la Fe mueve montañas. Que recompone arboladuras destrozadas y promete finalizar la travesía felizmente pase lo que pase si nos atrevemos a navegar empujados por los vientos de los Libros Sagrados. Estos vientos soplan cada uno a su aire -por lo que se ve- y no todos nos portan hacia el mismo fondeadero. Por eso cada cual es libre de elegir su rumbo y su derrota. Algunos tenemos la fe igual que el reloj que se encontró el gitano, que unos días era de oro macizo y otros le parecía de vulgar latón… Que Dios nos coja confesados.

Y con el paso de los años aparece la Curiosidad. La Ciencia. Una Filosofía de vida donde aferrase basada en el conocimiento de la “verdad” desde el prisma del entendimiento humano que busca explicaciones para todo: desde la Creación del Universo hasta la oscura materia sibilina que se escurre entre nuestras ecuaciones sin dejarse atrapar. La fe (¿arraigada?) del científico se sustenta en la demostración repetida en las condiciones más desfavorables. Y así vamos pasando la vida detrás de una partícula escurridiza o una gravitación incomprensible. La Ciencia cada vez se asemeja más a cualquier dogma de fe. Misterios sin resolver.

Ahora, hoy mismo, se establecen nuevas reglas de comportamiento por los manipuladores de mentes del Big Data. El objetivo es conseguir Mentes Manipulables. La Política (paradigma del desorden moral e hipócrita con careta de honestidad) es el brazo ejecutor del Gran Hermano. Las nuevas tecnologías nos introducen esta manipulación en el cerebro desde que tenemos uso de razón con los teléfonos “inteligentes” y los ordenadores “personales” donde interactuamos con las redes sociales, los juegos alienígenas, las compras obligadas, las modas impuestas, los vicios adictivos, las drogas permitidas…

Al parecer ya no se necesita a la unificadora familia, ni a los amigos de carne y hueso presenciales, ni a la religión (ya sea apaciguante o extremista), ni a la ciencia o a la filosofía dominantes para tener arraigo emocional y sensación de seguridad basada en sentimientos humanos.

Porque ahora somos peones de un juego cibernético. Haremos lo que nos digan los que de verdad mandan: Google, Facebook; Twitter, WhatsApp, Amazón y similares… Estos son nuestros nuevos dioses, a los que veneramos y rendimos pleitesía día a día. A los que hemos entregado nuestras almas… A cambio de no quedarnos sin batería.

Publicado en ABC de Sevilla el 05 de junio de 2018