Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Malos tiempos para la lírica


Malos tiempos para la lírica…
Malos tiempos para la razón.
Malos tiempos para la ética.
Malos tiempos para la moral.
Malos tiempos para la palabra de un hombre.
Malos tiempos para los hombres de palabra.
Malos tiempos para la sensatez, para la honestidad, para la tolerancia, para la experiencia, para la Justicia, para la Ciencia y para la paciencia.

Decía Erasmo de Rotterdam en ”Encomio de la Estulticia” parafraseando a Virgilio: “Aunque tuviese yo cien lenguas, cien bocas y férrea voz, no podría exponer todas las formas de necedad, ni dar a conocer todos los nombres de la estupidez…”  
Entiendo que el filósofo holandés estaba harto de necios, estúpidos, botarates y cretinos del siglo XVI y pensaría que cinco siglos después estaríamos vacunados de esta tremenda plaga. No conocía a los españoles.

Porque en la España de ahora portan vientos racheados favorables a los embusteros, a los vendedores de patrañas, a los trileros, a los expertos en el arte del birlibirloque, a los estafadores y burladores profesionales, a los necios con corbatas gordas, a los mediocres intermediarios de favores, a los chupacharcos sin escrúpulos, a los abrazafarolas borrachuzos, a los pelotas besahuevos y a los que pregonan crecepelos mágicos cuando debajo de la peluca están calvos como atunes. La estulticia prospera a sus anchas.
El estúpido solo es un pobre hombre que no tiene el suficiente entendimiento o formación para comprender las cosas. El estúpido es inofensivo si no se dedica a la política y no prospera.

Aun así, el peligroso no es el estúpido sino el psicópata. El psicópata no parece perturbado… pero lo está.
Tiene un sentido desmesurado de su propia importancia, siente una necesidad profunda de atención y admiración excesivas, carece de empatía por los demás y las relaciones que mantienen con otras personas siempre son conflictivas cuando estos no están de acuerdo con el. El psicópata actúa sin importarle causar daño a sus semejantes y sin sentir remordimientos por sus actos. Se cree elegido para una especial representación de sus deseos.
Lo que distingue a los psicópatas es que no son diagnosticados antes de actuar como tales, pero se les puede reconocer por un patrón de conducta determinado y repetido:

·       Encanto superficial e inteligencia. Ausencia de delirios u otros signos de pensamiento no racional. Distinguen perfectamente entre lo que está bien y lo que está mal.
·       Egocentrismo patológico y carencia de empatía.
·       Tienen una personalidad manipuladora.
·       Falsedad o falta de sinceridad. Escasa fiabilidad.
·       Suelen tener conducta antisocial sin un motivo que la justifique. No les importa cruzar la línea de lo correcto y no siguen las reglas de convivencia normales.
·       Pobreza generalizada en las principales relaciones afectivas. No suelen tener relaciones personales estables. Les atrae el riesgo. Disfrutan con el riesgo.
·       Insensibilidad en las relaciones interpersonales generales. Su vida está regida por el pragmatismo y los sentimientos no importan. Se muestran distantes y ajenos a los sentimientos del prójimo.
·       No tienen remordimientos y vergüenza después de cometer todo tipo de delitos graves.
·       Ausencia de nerviosismo o manifestaciones psiconeuróticas.
·       Suelen ser crueles.
·       No tienen miedo a ser castigados por sus crímenes.

“Malos tiempos para la lírica” es un poema de Bertolt Brecht. El poeta escribe:
El árbol marchito del patio / habla de la tierra enferma,/ pero los paseantes lo tachan de mustio.
Y con razón.

En esta poesía se inspiró Germán Copini cuando estaba en el grupo Siniestro Total para escribir la canción del mismo título en la que leemos:  “las ratas corren por la penumbra del callejón… malos tiempos para la lírica…”
Siniestro Total era el nombre del grupo inicial, que luego pasó a llamarse Golpes Bajos.

Premonitorio.

Publicado en ABC de Sevilla el 19/11/19