Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

MIEDO A VOTAR


Llegan las elecciones del 28-abril y tengo que confesar que, en mi caso, es difícil prestarle mi voto a algunos de los principales partidos que me lo piden.
Creo que estas elecciones son muy importantes para todos los españoles, pues me temo que nos jugamos el futuro de España tal como la conocemos ahora: un Reino parlamentario, democrático y constitucional conformado por Comunidades Autónomas y fronteras históricas, que nos definen desde hace lustros como uno de los países con más calidad de vida del mundo, más pacífico y más seguro para vivir.
PODEMOS. Me da pánico, no miedo. Estos comunistas trasnochados se presentan con un programa marxista-leninista disfrazado de democracia y son una verdadera amenaza para cualquier país democrático, no solo para España. Sus prioridades son (lean el programa, por favor): acabar con la Monarquía, instaurar una república socialista con la economía -comunista- manejada por el Estado, instaurar comisarios políticos (“observadores”) en todos los estamentos, control de las instituciones por medio de iniciativas populares, control estatal-popular de los medios de comunicación, fiscalidad brutal y cero financiación a las empresas privadas, cancelación de hipotecas por dación en pago, ocupación regulada por el estado de las viviendas vacías (no es broma), control completo de la educación y desaparición de colegios privados y concertados, aborto libre y financiado hasta el fin del embarazo, admisión de inmigrantes sin papeles con todos los derechos sin limitaciones, regulación y reorganización del ejercito y las FCSE, control de las libertades individuales en cuestiones morales y religiosas… Un auténtico despropósito el de estos caraduras con chalets de millonarios.
PSOE. La deriva hacia la izquierda más radical que inició el fenómeno ZP, y que está siendo magnificada por este Pedro Sánchez y sus acólitos, me da casi tanto miedo como Podemos. Después de muchos años de paz entre todos los españoles, estas dos “lumbreras” han decidido restaurar la confrontación, el revanchismo, el odio, la sinrazón, el nepotismo y la violencia entre españoles que vivíamos tan felices y tan contentos en nuestra democracia pacífica. Esgrimen mentiras como catedrales y las defienden a capa y espada solo por el afán de gobernar, sea como sea. Franco había muerto de una puñetera vez (con lo que costó…) y lo han resucitado para crear un clima confuso y agitado. Acusan sin pudor de extrema derecha y de fascismo a los que no piensen como ellos y les ponen etiquetas marcadas con odio como hacían los nazis a los judíos, controlan las redes sociales y las agitan como nadie contra los que no colaboran, lanzan bulos y noticias falsas que crecen como bolas de nieve que siempre se estrellan contra los mismos, prometen y prometen y tiran del dinero público como si fuera un cesto de caramelos… Pero no les da vergüenza ni pudor pactar y asociarse con extremistas de la izquierda mas zurda y anticonstitucional, con independentistas radicales antiespañoles que quieren romper este país, con golpistas violentos y prófugos de la Justicia, con antiguos terroristas (si eso es posible…) manchados de sangre. Mienten mas que parpadean. Y lo saben, que es lo peor de esto…

CIUDADANOS. Ciudadanos me gusta como partido centrista, defensor de la Constitución y de una Cataluña española, culta y pacífica. Creo que debe ser un partido que aporte sensatez y “seni” a los demás partidos tanto al Psoe como al PP. Pero Albert Rivera debe de tener claro cuales son las fronteras que no debe traspasar y, ahora mismo, una de ellas es este Pedro Sánchez (no el Psoe) con su visión trágica de la política española. Me gusta Inés Arrimadas y otras muchas personas que van en las listas de Ciudadanos, pero no veo claras las intenciones de su líder ni su compromiso a corto plazo. Parece que dicen siempre una cosa y la contraria, hoy blanco y mañana gris, si pero no, veremos a ver pero con gafas polarizadas… Me gustaría creer a este muchacho cuando dice que no pactará con el Psoe (con Pedro Sánchez) pero me parece que nos la está dando con queso… No sé yo si llegado el caso será capaz de mantenerse alejado del poder o caerá en la tentación del boato y oropel asociándose con los socialistas. Ese es mi miedo.
PARTIDO POPULAR. Miedo me da la sonrisa eterna de Pablo Casado que me recuerda al gato de Cheshire. No está la cosa para reírse tanto. El PP es un partido lastrado por la corrupción a todos los niveles y en toda España. Tuvo en su mano evitar la llegada al poder de Sánchez vía moción de censura y no supo o no quiso evitarlo. Después de eso se han dedicado a rebanarse el pescuezo entre ellos mismos y no han dejado títere con cabeza… Ahora mismo creo que es un partido en periodo de transformación interior y necesitan tiempo y mucho desengrasante antioxidante para limpiar tanta corrosión acumulada en los cimientos. Esto va a lastrar la intención de muchos votantes clásicos de este partido que invertirán en Ciudadanos o en Vox. Yo creo que no están preparados para gobernar, necesitan demostrar que del PP que conocíamos solo quedan las siglas y que las personas que conforman desde las bases el actual aparato están limpias e inmaculadas y sin dobles cuentas ni sobresueldos. Estoy encantado de ver algunos fichajes nuevos que seguro que en el futuro tendrán gran protagonismo pues son gente de bien y honrados a carta cabal. Mi miedo es que a algunos se les vuelva a olvidar que a la política se llega para servir a España, no para enriquecerse lo antes posible…
VOX. Su irrupción en Andalucía fue una sorpresa inesperada. Es el partido de la derecha tradicional española, de la bandera y el himno, del arriba España con orgullo y sin complejos de “mediocres”, de no dejarse avasallar por la “superioridad moral” de la izquierda en asuntos variados, ni permitir lecciones absurdas de legalidad ni de democracia. Santiago Abascal representa al macho ibérico sin miedo a decir lo que piensa en cuestiones tachadas como retrógradas por los progres al uso de los últimos años: defiende la bandera nacional como símbolo de la unidad de España y la defensa de la soberanía del territorio, defensor convencido de la inviolabilidad del hogar y la vida de nuestros hijos, defensor de la caza y la pesca deportiva, de las corridas de toros, de nuestras costumbre y fiestas… Muy crítico y disconforme con las autonomías y el dispendio sangrante continuo del dinero mal gastado en tonteras prescindibles, con el feminismo mal entendido, con el aborto por comodidad. Acusa a los inmigrantes abusones que exigen más que cualquier español y con más vehemencia, pretende acabar con la violencia de los okupas… De todo esto y de más opina en sus mítines defendiendo o acusando con argumentos más o menos compartidos por mi parte. Si mi padre viviera lo votaba con los ojos cerrados. Creo que es un partido que se irá estableciendo y modulando con el paso de los años. Mi miedo es que -por el contrario- este partido sea el refugio de extremistas violentos, intolerantes y no democráticos que perturben la paz y la concordia en nombre de antiguos guerreros patrios. Eso nunca más.
PD: Esta es una opinión personal e intransferible. Mi opinión. Mi reflexión. Lo mejor para España y los españoles es que cada cual vote libre y en paz a quien considere oportuno, pero que no salpique al tirarse a la piscina electoral.
Respetar el resultado de las votaciones no está al alcance de los manipulados por los aparatos que devoran las neuronas de los frágiles mentales. A estos abducidos les digo que si no están conformes con el resultado, sea cual sea el que salga, que su sitio no es este país… que se vayan a Venezuela, por ejemplo, o a Méjico, qué sé yo… En cualquier dictadura árabe de esas tan “democráticas” también podrían estar una temporada…
Buen viaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.