"Casos Clínicos"

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Probable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mundo. Ronco a compás de Martinete.

domingo, 11 de febrero de 2024

Medicinas y Salud.

    Sin duda los avances en farmacología y el estudio de los medicamentos en el último siglo está siendo uno de los más importantes hitos de la ciencia para curar males hasta hace poco incurables y aliviar el dolor que teníamos por imposible de calmar. 

 Qué hubiera sido de nosotros sin los antibióticos por ejemplo (igual no estaba yo escribiendo esto). O sin los fármacos para las dolencias cardíacas y la hipertensión arterial que casi han erradicado la insuficiencia cardiaca rebelde a tratamiento, desde hace pocos años. O los nuevos tratamientos para combatir las placas de ateroma que causan isquemias arteriales, infartos coronarios e ictus cerebrales, que son capaces de limpiar por dentro las arterias rejuveneciendo el endotelio. Igual que los avances imparables en el tratamiento de la diabetes y sus secuelas metabólicas, antes causa de muerte en pocos años y ahora con mayor esperanza de vida gracias a pastillas milagrosas. O las medicinas inhaladas contra las alergias, el asma y la asfixia por patologías pulmonares crónicas, que tanto limitan la vida de quienes las sufren. 

 Tenemos un arsenal de maravillosos productos químicos que actúan contra el dolor y la angustia que amenazan el confort y la calidad de vida de quien sufre traumatismos, inflamaciones, reumas, cólicos, enfermedades autoinmunes o degenerativas, así como fármacos antitumorales que salvan millones de vidas ya sean niños o adultos. Podemos usar los más potentes analgésicos, los narcóticos e hipnóticos, junto con relajantes musculares para conseguir un alto grado de anestesia que permite hacer todo tipo de cirugías -hasta trasplantes de órganos- o conseguir que pacientes de cualquier edad gocen de una medicación paliativa excelente. 

 Debemos agradecer a los laboratorios farmacológicos y biológicos su inversión en fármacos, desde aspirinas, analgésicos y antibióticos hasta tratamientos de hemato-oncología, vacunas e inmuno-moduladores, terapias génicas y biológicas a la carta, tratamientos de ultima generación que son el futuro de la Medicina moderna. 

 Pero existe una cara B en el mal uso de las medicinas, y no solo me refiero a la automedicación y al abuso por parte del ciudadano “enterado” que decide tomar un antibiótico o un analgésico, cosa que ocurre día a día en cualquier casa de vecinos, por supuesto sin consultar con su médico ni encomendarse a la Divina Providencia. 

 Es curioso observar que si prescribimos una medicina que se sale del abc del botiquín domiciliario, el paciente enseguida apela a los “efectos secundarios” y “contraindicaciones”… mientras se está poniendo hasta las trancas casi a diario de Paracetamol o de Ibuprofeno sin haberse leído ni una línea del prospecto, y sin saber que se está fastidiando el estómago, el hígado o los riñones con su “doctorado” farmacéutico. O el que está enganchado a las benzodiacepinas para dormir, o a cualquier “sedante” o “tranquilizante” de andar por casa, sin orden médica alguna. 

    Sabemos que la automedicación origina un alto coste económico debido a las complicaciones y efectos perjudiciales que origina el abuso de cualquier medicina y además es causa de multitud de “auto-enfermedades” por sobredosificación o mal uso de estas medicinas, con el correspondiente gasto que conlleva “desfacer el entuerto”. 

 Pero desde hace unos años estoy comprobando un suceso aún más grave, si cabe. La mala praxis médica en el abuso de prescripción de medicación innecesaria e inútil. La órdenes y prescripciones legales de medicamentos que hacen más mal que bien, ya sea por su ineficacia o por su dosificación y duración del tratamiento. 

    Pacientes que llegan a mi consulta en muy malas condiciones después de varios tratamientos antibióticos consecutivos, por enfermedades víricas, estacionales o inflamatorias, sin foco séptico alguno y sin pruebas previas que lo justifiquen. O por tomar antiprostáticos alfa-bloqueantes para una cistitis. No es normal prescribir Desketoprofeno (un potente analgésico-antinflamatorio) en dosis máximas cada 8 horas durante 7 días por un dolor de garganta o una torcedura de tobillo. O Paracetamol 1 gramo cada 8 horas en casos de patología banal de vías altas. O prescribir Metamizol alternando con Ibuprofeno cada 4 horas durante varios días por un simple catarro estacional o fiebre. 

 Estas dispensaciones de medicamentos deberían ir acompañadas de una información adicional advirtiendo de los riesgos potenciales para la salud del paciente. Riesgos de sufrir reacciones adversas graves como gastritis y úlceras, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, agranulocitosis (daño en la médula osea), insuficiencia respiratoria y asma inducido por medicamentos, sensibilización alérgica… Y estos cuadros son mucho más graves en niños y ancianos.

 Concienciémonos tanto los médicos como los pacientes del uso racional y correcto de las medicinas. Los médicos no debemos perder el respecto al poder especial y mágico de la prescripción de tratamientos médicos para intentar sanar a nuestros pacientes. No hagamos una medicina defensiva basada en el tratamiento exagerado y mal enfocado. Cuidemos de nuestros pacientes administrando en cada caso particular (sobre todo en patologías banales) las medicinas menos dañinas, en las menores dosis posibles, el menor tiempo posible y todos saldremos beneficiados. 

Primum non nocere.

martes, 14 de noviembre de 2023

... te guarde Dios...

    • Antonio Machado es mi poeta de cabecera. Lo leo y recito con frecuencia y me sé de memoria un puñado de sus poemas. He leído su biografía y lo admiro, creo que fue una persona íntegra, muy sentimental, orgulloso de ser español y a la vez horrorizado por lo que vivió en España los años de la guerra civil. 
    • Hay un poema que cuando yo era joven me costaba entender: “Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Tristemente con el paso de los años, especialmente en las últimas dos décadas me está quedando muy claro lo que Machado tan claramente profetizaba. Y tengo el corazón congelado. 
    • Vaya por delante que he sido un español con muchísima suerte y tengo que reconocer que mi vida ha transcurrido plácidamente en esta maravillosa península ibérica con forma de piel de toro, en esta Andalucía tocada por la varita mágica del sol, de la luz y del clima tan saludable que disfrutamos. 
    •  Nací en 1956 en una familia cristiana maravillosa. Mi padre hombre primario, educado en el campo, nos educó en libertad y confianza en nosotros mismos y bastaba una mirada suya para obedecerlo sin discusiones. Mi madre alumna de Las Irlandesas de Castilleja, abnegada, siempre dando ejemplo de bondad cristiana, nos educó con una certera babucha en la mano y nosotros corriendo por el pasillo. Nuestra tata Meme, indudable segunda madre, ejemplo de santidad, nos protegía de todo mal. 
    • Mi infancia feliz con mis hermanas y hermanos, colegios de monjas y de curas. Veraneos largos en El Rompido. Buenos amigos, guapas amigas. Vida confortable, convivencia en paz. Posguerra tardía con Franco, Franco, Franco omnipresente en el NoDo. España resurgía de sus cenizas tras la devastadora Guerra Civil originada por políticos que se encargaron de convencer a media España que odiara a la otra media. 
    •  En mi entorno no se hablaba de política, solo había fantasmas en blanco y negro, el “generalísimo” y sus ministros tan señoriales y silenciosos. Hasta el atentado del entonces Presidente del Gobierno, el Almirante Carrero Blanco en 1973 (era el abuelo de un compañero de mi clase), cuando aparece la ETA amenazante de la paz y la seguridad de todos los españoles, no empieza mi curiosidad política. Oigo hablar de dictadura y de democracia. 
    •  Muere Franco en 1975, coincidiendo con mi entrada en la Universidad y asisto a las asambleas y compro periódicos todos los días para aprender “política”. La Facultad de Medicina no solo me formó como médico, mi paso por la Universidad fue una catarsis en mi formación humanística y libertaria, donde anduve removiendo mi formación intelectual en todos los sentidos. Siete años de bullanga mental muy provechosos, aprendiendo de los discursos de los radicales de izquierdas y de derechas. Ninguno me atrapó en sus divagaciones falaces. 
    • Cuando llegó la Monarquía con Juan Carlos I, se diluyó la idea de República. Comienza la llamada “Transición” con la creación de los partidos políticos y las primeras elecciones democráticas en 1977. Yo me afilié y voté a Izquierda Democrática, un partido de centro izquierda liderado por Joaquín Ruiz-Jimenez y por José María Gil Robles, que no obtuvo ningún diputado (...estaba yo…). Posteriormente este partido se integró en la UCD de Adolfo Suarez a quien voté posteriormente. 
    • El enemigo común que todos los españoles teníamos eran la ETA y el Grapo, dos organizaciones criminales y asesinas de inocentes hombres, mujeres y niños. 
    •  Se firman los Pactos de la Moncloa en 1977 y llega la Constitución de 1978 con el Estatuto de Autonomía, que va “dividiendo” a España en 17 Comunidades Autónomas y 2 Ciudades Autónomas. Desde su creación algunas Comunidades (léase País Vasco y Cataluña) gozan de privilegios especiales con respecto a las demás Comunidades. Un desajuste que lógicamente es difícil de compaginar sin crear conflictos, tal como estamos viendo en la actualidad.
    •  Fueron tiempos de grandes hombres de estado, grandes políticos al frente de partidos democráticos que han dejado una huella imborrable en la historia de España: 
    • UCD con Adolfo Suarez, franquista reconvertido en demócrata, y Leopoldo Calvo-Sotelo. 
    • Alianza Popular con Manuel Fraga Iribarne, otro reconvertido en demócrata. 
    • Partido Comunista con Santiago Carrillo, también reconvertido en demócrata. 
    • PSOE de Felipe González y Alfonso Guerra. 
    • Partido Popular de José María Aznar y Mariano Rajoy
    •  Estos dos últimos partidos alternándose en el poder desde 1981 y a veces pactando con los partidos minoritarios vascos (PNV), catalanes (CiU) y otros, para conseguir mayorías suficientes, pero todos unidos, no solo en el marco constitucional, también en la innegociable lucha contra los terroristas vascos y en la unidad sin fisuras de España como nación soberana. 
    •  En 1981 tuvieron que hacer frente a un Golpe de Estado del botarate Tejero y convivir todos ellos con los peores años del terrorismo etarra asesino y cobarde, dando un ejemplo de respeto institucional, democrático y monárquico a pesar de tener un Rey Juan Carlos de bragueta fácil y cuentas corrientes opacas, pero español a carta cabal. 
    • Pero después del aterrador atentado terrorista del 11 de marzo de 2004, tres días antes de la jornada electoral, el PSOE gana las elecciones y es elegido José Luis Rodríguez Zapatero (ZP). En ese momento comienza la actual “historia de España” hasta nuestros días. 
    • ZP, de formación marxista, rompe con todos los esquemas de convivencia en paz y comienza el lento proceso de reabrir una fractura -que ya estaba consolidada y olvidada- entre los españoles. Promulga la Ley de Memoria Histórica -intento de modificar la historia de España- aflorando conflictos ya superados e incitando de nuevo a los rojos contra los azules en una mentira perversa y alucinada, obsesionado con desenterrar y justificar a unos sí y no a otros. Este iluminado también tuvo la ocurrencia de la Alianza de Civilizaciones -intento de modificar la historia de la Humanidad- un proyecto megalómano de ineptitud tan manifiesta y peligrosa que pronto fue enterrado por los propios socialistas. Fue también el comienzo de la burda manipulación de la educación en las aulas según regiones y conveniencias al más puro estilo bolchevique. Este personaje con rasgos y movimientos de marioneta gobernó en España la friolera de ocho años. 
    • El gobierno de Mariano Rajoy desde 2011 no quiso, no pudo o no supo revertir esta deriva del rumbo hacia el naufragio de una España cada vez más soliviantada y amenazada por las minorías catalanas y vascas. Tanto es así que tuvo que lidiar el 1 de octubre de 2017 con el “referéndum de independencia” de Cataluña, promulgado por Carles Puigdemont (Junts pel SI), Presidente de la Generalidad, con el apoyo y colaboración de partidos independentistas los cuales orquestaron una pantomima vergonzosa, burda y violenta, absolutamente ilegal y anticonstitucional que quebrantó las bases de la unidad de España. 
    • El Rey se plantó contra este abuso de poder y el gobierno aplicó el artículo 155 desbaratando el “golpe de estado” y procesando a todos los responsables políticos, promotores e instigadores de los hechos por delitos de sedición, rebelión y malversación de caudales públicos, pues todo esto costó una buena pasta a todos los españoles. Entonces todos los españoles y partidos políticos nacionales estaban completamente de acuerdo, incluyendo al PSOE. 
    • En 2018 y después de una moción de censura donde ya empezaron a subastarse al alza tanto los partidos vascos nacionalistas y los herederos de los terroristas, como los independentistas y republicanos marxistas catalanes, Pedro Sánchez, consigue su propósito de ser Presidente del Gobierno de España, apoyados por esos partidos minoritarios y por los “comunistas” modernitos de Podemos
    • A partir de esta fecha ya saben todos ustedes lo que viene sucediendo en España, no hace falta repetirlo más veces, es tan alucinante y esperpéntico lo que estamos presenciando que parece una pesadilla. 
    •  Pero esto que estamos viviendo cada día con caras de tontos del bote, para que Pedro Sánchez pueda seguir gobernando no es lo peor, NO. 
    • Las mentiras repetidas, la falta de coherencia y honestidad, la desvergüenza exponencial, la falsedad de argumentos, los “cambios de opinión”, las traiciones, las bajadas de pantalones, los indultos, la amnistía… nada de eso considero que es lo peor del legado del PSOE actual en manos de Pedro Sánchez y sus ministros, barones, afiliados, simpatizantes, seguidores zombis y disculpadores. 
    • Lo peor de todo es el enfrentamiento que han conseguido crear entre los españoles. En un extremo los "socialistas" de nuevo cuño derivados de ZP y Sanchez, los "podemitas" acomodaticios con casoplones y las marxistas de peluquerías, que están consiguiendo sus objetivos mas maquiavélicos: una sociedad bipolar donde vuelven a existir los “buenos”, los “progresistas”, los que aplauden y justifican las mentiras y las falacias de un “gobierno” déspota, conformado por personas sin principios morales ni éticos que justifican lo injustificable, abducidos por un personaje siniestro y perturbado que pretende dar por lógicas todas sus distorsiones personales tan solo por una ambición patológica de "poder", de seguir siendo Presidente a costa de destruir España. 
    • Y en el otro polo de esta bipolaridad nos encontramos los que no hemos estado de acuerdo desde hace años con esta barbaridad de mentiras encadenadas, de faltas de respeto a la Verdad, a la Honestidad, a la Lógica, la Moral, la Ética personal, a la Democracia, la Política y a la Paz. 
    • Por eso somos catalogados de “fachas” -por orden sumarísima del PSOE, de Podemos y ahora de Sumar- todos los que no comulgamos con las ruedas de molino del “progresismo” manipulador y traicionero, tenemos ya la etiqueta: “fachas”. Un bien organizado mantra que se escupe como un salivazo en la cara del disidente, del no votante, del no colaborador de la infamia. 
    • Da miedo ver cómo están los ánimos en las redes sociales con insultos a destajo, descalificaciones personales, agresividad sin control. Conozco ya casos de familias con problemas por hablar de política, enfrentamientos entre hermanos y primos, entre amigos, disgustos gordos a todos los niveles sociales por culpa de esta extrema polaridad creada por nuestros dirigentes “progresistas” en los últimos años. 
    • Yo personalmente me siento estafado. Creo que el PSOE/Podemos/Sumar con sus socios nacionalistas, republicanos y filoterroristas han destruido en pocos años y con muy arteras y perniciosas mañas tanto como habíamos conseguido entre todos los españoles dejando atrás la Guerra Civil con paciencia, solidaridad, respeto y perdón.
    •  Creo que están tirando a la basura todo el trabajo por la paz y la concordia realizado con generosidad durante la transición con tantísimo esfuerzo de grandes, grandísimos hombres y mujeres -tanto de izquierdas como de derechas- que, asumiendo cargos públicos muchas veces peligrosos, han luchado contra el terrorismo, por la reconciliación y la paz, desde la muerte de Franco. 
    •  Me siento no solo estafado y triste por lo que creo que es un retroceso social, cultural, democrático y de España como nación. Me siento humillado.
    • Quiero una España diferente a la actual para que mis hijos y nietos vivan en paz, sin normalizar las mentiras, las traiciones ni el odio entre hermanos.
    •  Y por eso ahora me siento -ahora lo comprendo bien- como decía Machado y vuelvo a repetir, con el corazón congelado.

jueves, 5 de octubre de 2023

Autocrítica.

 En mi viejo Diccionario Enciclopédico busco la palabra “crítica”: “Arte de juzgar la bondad, verdad y belleza de las cosas”// “Censura de la conducta o acciones de alguno”// “Conjunto de opiniones vertidas sobre cualquier asunto”// “Cualquier juicio formado sobre una obra de literatura o arte”. La RAE añade que “criticar” es “expresar opiniones o juicios negativos y contrarios sobre una persona o cosa”. 

    De modo que ejercer la crítica implica un proceso de juzgar actos, de censurar conductas, y de opinar expresando nuestras opiniones y conclusiones. El día a día de muchos de nosotros, ¿no es cierto? Un proceso que hacemos continuamente observando el comportamiento humano y sus consecuencias sobre el entorno que nos rodea y afecta produciendo sentimientos y emociones que expresamos libremente. La botella medio llena o medio vacía, ni más ni menos. Del blanco radiante al negro zaino, con todos los colores que usted quiera ver en los demás. La crítica, dicen que puede ser “constructiva” o “destructiva”. Ahí lo dejo. 

  Muy poco se ejerce este proceso haciéndolo introspectivo, mirándonos en el espejo de Alicia y pasando al interior de nosotros mismos. ¿Somos capaces de criticarnos, de discernir nuestras propias faltas, errores, limitaciones y sobre todo nuestras mentiras y actos dolosos contra nuestros semejantes? 

    Ejercer la autocrítica es un saludable ejercicio desde la juventud (es complicado madurar y evolucionar correctamente sin practicarla), pero, con el paso del tiempo -como planear ir al gimnasio a las siete de la mañana- se suele quedar en una intención pocas veces realizadas. La tendencia natural es a posponer “sine die” ir a ese gimnasio mental de reflexión, de análisis de nuestro comportamiento perfectible, de aceptación de nuestro límite y de ser capaz de reparar el mal causado con nuestras críticas injustas. Ya dejó dicho G.K.Chesterton que lo que amarga al mundo no es el exceso de crítica, sino la ausencia de autocrítica. 

    La autocrítica -en su justa medida- provee al intelecto de más conexiones neuronales productivas y debe ser considerada una gimnasia mental beneficiosa y preventiva de degeneración cerebral. Y sí, la autocrítica -siempre que sea realizada por una mente sana- debe tener un fin positivo, reparador e indulgente. La autocrítica forma parte de la saludable higiene mental personal. Debe servir para ser honestos con nosotros mismos. 

    Bien es verdad que el exceso o la perturbación autocrítica conlleva al perfeccionismo patológico, y otras enfermedades mentales. Por ejemplo, leo que en el régimen soviético marxista y actualmente en los regímenes comunistas se obligaba y obliga a los “disidentes” a realizar públicamente “autocrítica política” dirigida a reconocer el adiestramiento mental obligado, para evitar ser “purgados”, es decir desaparecidos o directamente fusilados. Criminales que la historia sigue juzgando y juzgará. 

    Yo me conformaría que nuestros actuales dirigentes empezando por el “gobierno en funciones” y sus socios facilitadores hicieran un repaso desde estos años atrás con la irrupción del muy mentado “progresismo”, ese cajón de sastre donde caben y se justifican todos los desmanes irracionales que tanto daño están produciendo a la convivencia y la paz de todos los españoles.

    Comprendo que un psicópata no sea capaz de tener autocrítica alguna -precisamente eso define a la mayoría de ellos-, pero es estadísticamente imposible que bajo unas siglas de un partido político de tanta y tan sería tradición como el actual PSOE, se cobijen tantos “psicópatas” que no sean capaces de realizar una mínima autocrítica y reconozcan los flagrantes despropósitos y disparates de todos estos años recientes.

 Cuantas mentiras repetidas, falsedades, cambios de criterio injustificados (o justificados tan solo para sus intenciones espurias), faltas de respeto, insultos y vejaciones (los famosos epítetos despreciativos de “fachas”, que somos todos al parecer), cuanto desprecio a la inteligencia de los ciudadanos sensatos diciendo ahora que lo que antes era negro ahora es blanco… si, blanqueando como “personas de paz” a los asesinos, aceptando chantajes de presos condenados por delitos de sangre o de fugados por querer dar un golpe de Estado, concediendo indultos y prometiendo amnistía a aquellos delincuentes que nos dijeron que traerían ante los jueces, malversando el dinero público para mantener el entramado de partidos minoritarios y antidemocráticos que sostienen al gobierno del psicópata, subvencionando prensa diaria influyente y cadenas de televisión adoctrinadoras y propagadoras de infamias, manipulando a la juventud fomentando con pagarés el pasotismo y el ocio, permitiendo la ocupación ilegal de viviendas y otras muchas barrabasadas sin límite que han quedado grabadas y pueden ustedes tener acceso en las hemerotecas. 

   Señores diputados, diputadas, votantes y simpatizantes del “progresismo”… 

 ¿No creen que deben hacer una mínima autocrítica? 

Por higiene mental.

Publicado en @abcdesevilla en Tribuna Abierta el 04/10/23

jueves, 31 de agosto de 2023

La mujer de entre las sábanas del resturante gallego.

Este precioso relato que me manda mi sobrino Marco Soto Parejo es una delicia. No tengo más remedio que regalarlo -con su permiso- a los amigos de este blog.

EL BARRIO donde vivimos mis padres, mis hermanos y yo desde el once de septiembre de 2001 en la zona sur de Sevilla, fue construido en 1929 con idea de ofrecer un lugar de descanso a quienes trabajaron en la exposición iberoamericana en nuestra ciudad en ese mismo año. Consta de 390 chalets unifamiliares ajardinados que, por su forma alargada y sus tres o cuatro pisos de altura, según el tipo, casi recuerdan a un faro. Goza de dos exóticas plazas con aires latinos y suelos de albero donde el tiempo parece estar de descanso, aviadas con bonitos bancos de hierro negro, fuentes de agua potable y unas estructuras que a modo de porche, y después de ser engullidas por las voraces enredaderas, crean frescas sombras, tan necesarias en nuestros veranos. 
 El barrio está adornado con centenares de vivos naranjos, eminentes palmeras, arces, buganvillas, limoneros y robinias, e incluso alguna que otra familia de opulentos cactus mexicanos que recuerdan a personas sorprendidas con las manos en alto y sombrero de ranchero. 
 Es un barrio alegre y alberga gente colorida y pintoresca, a pandillas de gatos que a veces parecen estar meditando y otras jugando al escondite bajo los coches, a civilizaciones enteras de simpáticas hormigas silvestres, mirlos azabache, palomas que hacen de las ventanas mas altas sus pesebres, hermosas cucarachas de temporada, ratas invisibles, gorriones saltimbanquis y loros que cantan y visten plumas de un suave terciopelo verde. Tiene su vagabundo inmortal particular al que llamamos “el Langui” que nunca pide nada excepto algún cigarrillo que no se preocupa en encender demasiado pronto, tres colegios con profesores que beben juntos y en secreto el agua de la eterna juventud, un par de manicomios en desuso, un mercado, gimnasio, su propio equipo de futbol, que hace de las calles una fiesta cada dos domingos y, desde el año 1958 es oficial y coloquialmente llamado por todos “Heliopolis ” , lo que en griego quiere decir “la ciudad del sol”, y tiene mucho sentido pues todos gozamos de los beneficios que aporta su vitamina D, aunque este atributo pueda extenderse en realidad por todos los rincones de la ciudad. 
En este barrio se criaron mis padres, y a su vez los padres de ambos, y cuando los míos se casaron migraron al campo, donde pasamos la primera década de la infancia, cosa que ahora les agradezco, hasta que el famoso y traumático día de las torres gemelas volvieron con sus tres hijos al lugar donde se conocieron, se enamoraron y se hicieron uno. 

 LAS CASAS son casi todas blancas y están blindadas por una ley que les impide hacer reformas interiores o de estructura por lo que el barrio mantiene su aspecto original desde que se levantó, habiendo excepciones como en todas partes, claro. Los nombres de las calles que van de Norte a Sur son países de Sudamerica y las que van de Este a Oeste nombres de ríos españoles. Nosotros vivimos en el numero x de la calle Chile y nuestra casa hace esquina con la calle Ebro. De manera que, si vienes andando de sur a norte por la calle Chile y giras a la derecha de Oeste a Este por la calle Ebro solo encontraras dos casas en la acera mas cercana al Sur hasta que aparezcas en la calle Uruguay, la nuestra, y lo que hoy día es el restaurante Cambados, nombre que le fue asignado en recuerdo del pueblo pesquero gallego de donde son originarios los dueños. 

 EL RESTAURANTE Cambados es una casa como todas las demás en apariencia, solo que en sus patios hay veladores y en su salón una gran barra con taburetes, un murmullo que te hace sentir acompañado, tres o cuatro tiradores de cerveza gélida, elegantes camareros siempre en movimiento, pescados que da miedo verlos, patas de jamón ibérico curado colgantes que te hacen la boca agua, vinos rojo sangre de la tierra, whiskys y licores de todas partes del mundo, y una vitrina enorme a rebosar de marisco fresco, donde si quieres puedes dibujar tu nombre con el dedo debido al vapor que causa el cambio de temperatura de dentro afuera del cristal. Hay fotos enmarcadas en las paredes, tapando ya casi todo el mosaico de sus característicos azulejos cocidos y pintados a mano, inmortalizando las visitas de los diversos personajes que alguna vez comieron allí, príncipes e infantas, actores, futbolistas o artistas de renombre. El ambiente es marinero y el pomo de la puerta principal es un antiguo timón de madera del tamaño de un volante de coche corriente. Los dueños gallego-sevillanos y nosotros somos podría decirse “familia” después de tantos años conviviendo pared con pared. 

 HOY DÍA -siendo yo el mayor de los tres hermanos y el propietario de la idea de transformar a mi vuelta del extranjero el supuesto despacho de mi padre de la tercera planta en una habitación con idea de darle vida a ese espacio casi muerto- vivo en la penúltima planta y en la última de la casa que está habitada, compartiendo ratos, eso si, con la persona que sea que esté planchando en esos momentos, que nunca es mi padre ni nuestra hermana del medio ni el menor de nosotros ni yo, puesto que el cuarto de la lavadora también está en dicho nivel de la casa, quedando solo una planta por encima -con terraza incluida- que a falta de una idea mas interesante, se sigue utilizando como inservible cuarto de trastos (y como nadie haga algo pronto, no tardaré en convertirlo en un maravilloso spot para meditar u observar fenómenos en los cielos, y ya puestos habrá un tocadiscos, con música contemporánea polaca por ejemplo, perfecta la contemplación, algo de literatura rusa, un buen telescopio, un sillón y puede que hasta una pequeña nevera donde nunca falten cervezas internacionales, belgas, holandesas o alemanas ). 

 EN LA TERCERA PLANTA, donde solo vivo yo y de vez en cuando alguna familia de palomas a las que permito instalarse en la ventana que ellos prefieran hasta que los polluelos puedan volar, hay un cuarto de baño y es el de servicio, por lo que exclusivamente lo utilizo en momentos de extrema necesidad, y mi ropa y mis cosas de aseo las tengo en mi antiguo cuarto, en la segunda planta donde antes compartía ronquidos con mi hermano, que tras mi partida escaleras arriba se convirtió en el único habitante de dicha estancia; en cualquier caso, el espectáculo que me brindaba paseando sonámbulo por la casa gritando como loco de espanto debido a sus terrores nocturnos habían terminado años antes, por lo que aquella alcoba sencillamente dejó de tener interés para mi. 
 Aquí arriba, en la tercera planta hay dos grandes terrazas, una a la que se accede directamente desde mi habitación, donde a veces en verano saco un sofá, y otra a la que se ingresa desde el rellano de la escalera, donde se tiende la ropa, y en ambas paso largos ratos, hablo por teléfono, escucho música, practico yoga, trato de divisar sin éxito hasta el momento alguna nave extraterrestre además de intentar invocarlos, trabajo mi energía y mi salud con métodos ancestrales chinos que llevo a cabo y hago evolucionar a mi manera, doy gracias al universo por hacer su trabajo de forma tan precisa, hago respiraciones holotrópicas, y otras muchas cosas extravagantes que hacemos la gente futurista con nuestro tiempo libre. Siempre cosas buenas para el mundo -no se crean-, la gente futurista podremos parecer unos locos, y pueden pensar lo que quieran, pero es una locura sana, y para demostrarlo les digo que la gente futurista, la que es verdaderamente futurista, jamás querría autodenominarse futurista ni pertenecer a el grupo de los futuristas ni a ninguna comunidad en absoluto por que se sabe que eso son cosas que vienen del ego, y la gente futurista no quiere saber nada del ego, por eso yo no soy futurista, ni ningún futurista verdadero tampoco. 

 Dicho esto, y quedando al descubierto la magnitud de mi estupidez, y lo enredado de mi mundo interno, voy a contar lo que he venido a dejar escrito en este relato. 

 Lo que me ha impulsado a escribir estas líneas ha sido una simple creencia que ha brotado de pronto dentro de mí. 

Y es que, la mujer encargada de limpiar los manteles y en general todo el material que tenga que ser limpiado excepto el menaje del restaurante Cambados, pasa media vida conmigo, a la misma altura y a solo unos metros de distancia, puede que diez o quince, y aunque nunca hemos hablado ni una sola palabra de pronto pienso que ella debe ser una de las personas que mejor me conozca en el mundo, somos por completo desconocidos, pero pasamos muchísimo tiempo juntos, y, siendo yo una persona tan reservada, puede que incluso tímida a veces, no hago delante de nadie, las cosas extrañas que hago delante de ella, esas cosas futuristas que os contaba. 
En mi cabeza es como si, dentro de un enorme zoológico, hubieran puesto en jaulas contiguas a el abominable hombre de las nieves -tan difícil de divisar y de estudiar- y enfrente a una imponente Aguila Imperial espía, que solo observa y toma notas en silencio de forma inteligentísima. 
 Al principio, el abominable se escondía y sentía pudor por la imponente presencia del Aguila, pero poco a poco se fue acostumbrando a ella, se fue relajando, hasta que un día cualquiera, el menos pensado de todos, no le importó sentirse observado ni juzgado por su compañera a la que llamaba mentalmente “la reina del cielo”, y el abominable se acordó de las familias del norte de Europa con las que alguna vez había coincidido en alguna playa del Algarve en Portugal, que hacían su vida como dios los trajo al mundo, y se hermanó con ellos, y pensó que en el norte de Europa se nos llevaba cierta ventaja evolutiva. 
 Y llegado un momento, el abominable hombre de las nieves olvidó por completo estar acompañado y se sintió como se sienten los monstruos cuando están completamente solos, cuando no tienen que hacer ningún papel en el teatro de la vida, cuando no tienen que defenderse de nada ni nadie, ni asustar a las criaturas ingenuas de la tierra, y comenzó a cantar como si estuviera en la ducha, como si estuviese completamente solo en el mundo, y pensó mientras hacia cuidadosamente la cama: “ el día que aparezca alguien por aquí pienso darle un susto de muerte, la gente no sabe el peligro que supone encontrase con alguien que hace la cama todas las mañanas después del café, de verdad que no tienen ni idea de la afilada determinación que pueden tener estas almas, la gente debe tener mucho cuidado con ellas ” … 
Y esbozó una sonrisa, olvidando incluso lo que había estado pensando, y una enérgica sensación de alegría entró por la ventana en forma de aire fresco y lo invadió mientras escuchaba de fondo una exquisita sinfonía clásica que se escapaba del reproductor de música sin que nada ni nadie pudiera impedirlo. 
 FIN .

Titular y propietario: Marco Soto Parejo

domingo, 6 de agosto de 2023

Veraneo 2023

 Este año nuestro veraneo -de María José y mío- está siendo especial. Estrenamos apartamento y alargamos la estancia rompiera desde primeros de julio hasta final de agosto. Cosas de la edad y del merecido descanso (nos dicen los hijos...) Yo me lo creo y disfruto en tan buena compañía cada día de este largo y relajante veraneo.

El cambio de ubicación ha sido un éxito rotundo para nosotros los abuelos, ahora con mayor independencia y privacidad, unido a la vecindad con nuestros hijos Ana y David (yo le digo "mi compadre") Celso y Paloma, con los cinco niet@s, que a tiro de silbido yiuii, yiuii aparecen por todas partes como si surgieran de la lámpara maravillosa, siempre buscando a su guapa y joven abuela María José, sobre todo el pequeño Esteban, que parece que tiene un imán con su "Aba"...

Una piscina enorme a la que casi puedo saltar desde mi terraza y el chiringuito familiar "El Vertical", con helados botellines sanadores y reunidores de acólitos -tertulia de majaretas ya casi imprescindibles en mi día a día- como no puede ser de otra forma en este Rompido de mis entrañas...

Seguimos disfrutando en familia del Huevofrito para el baño diario en la Punta de la Barra, mágica playa con poderes terapéuticos salutíferos que aprovecho desde hace miles de años para practicar una mezcla de ejercicio aeróbico caminando mientras a la vez hago mindfulness, yoga, naturismo y búsqueda de tesoros preciosos que nos ofrece la naturaleza: sonidos relajantes, colores mágicos, conversaciones con las gaviotas, correlimos y charranes, baños en solitario o bien con mi santa, rodeado de niet@s que parecen peces que surgen de las olas por todas partes requiriendo atención en cada zambullida. 

Los paseos en bajamar nos permiten además explorar en familia los bajos arenosos de cien colores ocres parcheados de charcos y golas de albercas naturales donde mis nietos Celso y Esteban disfrutan "nadando" sin peligro mientras Celsa Leonor y Ana con sus tablas se están iniciando en el surf, son unas sirenas maravillosas... 

Si hay pleamar por las tardes, nos bañamos en la playita delante de La Pecera, las niñas sacan la tabla de padle-surf y reman navegando las olitas de los barcos, y yo aprovecho para darme mi baño arcano en las aguas salobres de la ría.

En las puestas de sol nos pueden ustedes encontrar a todos en el Paseo Marítimo, en el poyete ("el rebate" le llamamos) junto al Restaurante del mismo nombre, donde nuestro amigo Joaquin Ceada nos espera con su puro humeante y nos va surtiendo de copas de cerveza y mientras se va coloreando de naranja y rojo el cielo por poniente, allá por el faro, y El Rompido se va llenando de forasteros que buscan un asiento en los más de veinte restaurantes a pie de playa que se llenan cada día a estas horas.

Allí, en el Restaurante Paseo Marítimo, despedimos el día entre bromas y cervezas, a veces cenando toda la familia, donde las raciones de chocos o de acedías dura muy poco ante el apetito saludable de los nietos. Bendit@s sean.

Pero casi todas las noches disfrutamos la estupenda abuela y yo de una cena en la terraza a la luz del farolito con su vela tremulante y una copita de vino blanco helado.

Una buena película sí cuadra, y la obligada hora de lectura nocturna inductora de sueño y hasta mañana si Dios quiere señoras y señores.