Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

LA DIFICIL PAPELETA


La difícil papeleta de elegir libremente a quién votar en estas próximas elecciones andaluzas de 2018.
¿Qué partido se merece ser votado por sus méritos en Andalucía?
¿Qué candidato defiende con argumentos de peso su proyecto para Andalucía?

El PSOE.
No creo tener que pulsar muchas teclas de este Mac para contar la relación viciada entre el psoe y Andalucía. Después de 40 años de ser gobernados caciquilmente por quienes representas estas siglas estamos a la cola de España en casi todo, mucho más cerca de ser una región norteafricana que europea. Sus dirigentes anteriores están acusados y siendo juzgados por el escandaloso caso de los EREs fraudulentos, y lo serán por otros similares, porque me temo que esto es solo la punta del iceberg de la corrupción institucional y política, corrupción que defenestra los bolsillos de los andaluces con el objetivo de mantener la mamandurria de muchos paniaguados con carnet que a su vez tienen la obligación de comprar votos a base de coimas en forma de pagas, subsidios, subvenciones, ayudas, etc… un autentico disparate piramidal. Además no puedo votar a este partido pervertido que esta liderado por un hipócrita perturbado llamado Pedro Sánchez.

Susana Díaz. Personalmente esta trianera tiene aspecto de andaluza lozana, buena gente y agradable. No muy buena estudiante al parecer. Politicamente es un caso típico de lo que nunca debería ocurrir. Afiliada desde los diecisiete años al psoe no ha trabajado nunca como “civil” es decir, siempre ha cobrado dinero del partido para subsistir. Estudió Derecho durante diez años. Mantiene a su marido con dinero público colocándolo donde menos estorbe. Formada a la sombra de Chaves y Griñán, imagínense lo que habrá visto y oído esta buena mujer. Obediente y abducida ha mirado siempre para donde le decían que tenia que mirar (para el “otro” lado) y olvidar lo que no tendría que haber escuchado. Su patinazo épico contra Pedro Sanchez en la lucha por la Secretaría General de PSOE ya debería ser suficiente para haberse ido a su casa a sus labores… pero eso no se contempla en Andalucía. Tanto el PSOE como Susana Díaz mantienen en Andalucía una huida hacia adelante a base de falsas promesas y de la política del miedo a perder las ayudas. No pueden dejar que gobierne otros y descubran lo que hay debajo de las alfombras y en los cuartos trasteros de la Junta de Andalucía.

Resultado: Ni mi conciencia me permite votar al PSOE un partido dañino y malvado gracias a Zapatero y a Pedro Sánchez, ni la candidata andaluza debería estar donde está. Por decencia personal debería estar en su casa buscando trabajo como abogada.

El Partido Popular.
Es un partido absolutamente corrompido por unos cuantos desgraciados que se han servido de sus cargos públicos para enriquecerse a costa de sus privilegios “políticos”. Horteras con balcones a la calle, nuevos ricos del tebeo, petulantes, señoritingos de pacotilla, pobres payasos que se creen que saben lo que no sabemos los demás.  Lo que ha ocurrido en la comunidad valenciana o en la madrileña es solo el escaparate de lo que sucede en las entrañas y debe servir para que el partido se refunde y se regenere de nuevo desde las bases. Es el ejemplo perfecto de la degradación moral de un grupo de personas que llegan a la política para ponerse las botas cuanto antes. Un partido como el PP debe tener controles y filtros para que esto no haya podido suceder, pero al parecer todos los responsables han elegido mirar cara al sol y se han quedado cegados por los fotones con forma de billetes de quinientos euros. Esto se debe pagar en las urnas. Es justo y necesario. Lo siento por mis buenos y honrados amigos de PP.

Juan Manuel Moreno Bonilla. “Juanma”. Si algo tengo claro es que el Partido Popular nunca ha tenido mucho interés en gobernar en nuestra región, por lo menos en los últimos años. La prueba la tenemos con este buen muchacho que han puesto de titular en Andalucía. Es el candidato resultado de guerras internas del PP y tiene muy difícil hacerse votar por los andaluces. Su aspecto dice mucho de él, con esos chalecos de colorines y siempre tan peinado y recatado. Es un joven que tiene pinta de seminarista o de novio perfecto de chica bien… pero ni mucho menos de candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Estoy completamente convencido que debe ser una buenísima persona, honrado, buen marido, buen padre y un amigo extraordinario, pero la verdad es que como político no han podido elegir a un candidato menos adecuado para hacer frente a Susana Díaz y socios variados. Yo no sé que acento ni que tono de voz tiene. Lleva desde los 19 años aceptando ir a donde le diga el partido sin rechistar y punto. No se le conocen otros méritos. Pero como digo no es culpa suya.

Conclusión personal: Ni PP ni Juanma. Hasta que se regeneren con honestidad y tomen en serio a Andalucía.

Ciudadanos.
Es uno de los partidos políticos que podríamos llamar “inmaculados”, es decir que por ahora no se ha visto perturbado por la corrupción de sus principales actores. Ciudadanos comenzó su andadura política allá por el 2005 -formado por intelectuales y profesores universitarios- en Cataluña, pero con intención de darse a conocer en toda España. Albert Rivera es su Presidente. Es un buen mozo catalán con buena facha, se nota que hace deporte y ha sido waterpolista. Abogado de 39 años, con buenas dotes de orador, parece culto y sensato. Yo creo que Ciudadanos ocupa un lugar en el centro del espectro político, pero abarcando áreas a la izquierda y derecha según les convenga, lo mismo ha apoyado al PSOE que al PP en las autonómicas facilitándoles la formación de gobierno y dándose así a conocer en todas las regiones. Se definen como un partido anti-independentistas y nacionalista, liberal y progresista. Sin duda es una formación política que tiene futuro en España.

Juan Marín es su candidato en Andalucía. Este señor sanluqueño (de Sanlucar de Barrameda, buena cosa) al que yo no conozco de nada, pero no se por qué… no me da buenas impresiones. Dicen que anda en la política de su pueblo desde hace ya muchos años y que aparecía en 1983 en las listas de Alianza Popular, luego flirteó con el Partido Andalucista y luego se asoció con independentistas y el PSOE… Un batiburrillo muy raro. En Andalucía no ha tenido nada mejor que hacer que facilitarle la investidura y el gobierno a Susana Díaz en los últimos cuatro años… y ahora pretende que lo olvidemos en un par de meses. Por eso no me fio de él. Además, siendo andaluz tiene muy poco “age”… Se siente.

Conclusión: Que lástima que no se nos arrime por esta región una Inés Arrimada.
Ahí entrego yo…

Podemos.
¿Que podemos decir de Podemos que no se haya dicho o escrito ya?
Podríamos hablar del movimiento 15-M y de sus financiadores, de Juan Carlos Monedero y sus asesorías en Venezuela, recordar de donde salieron los dineros que dieron impulso a Podemos como partido político, de sus inicios anti-constitucionalistas, anti-capitalistas, anti-OTAN, anti-monarquicos, anti-policias, anti-ejercito, anti-casi-todo… proclamados a los cuatro vientos en todas las televisiones por Pablo Iglesia, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa, Pablo Echenique y otros muchos representantes de Podemos (hemerotecas si son tan amables). Sus ideales políticos están tan anticuados como sus discursos llenos de tópicos comunistas y anti-imperialistas. Para mi no son más que unos perfectos hipócritas con una gran capacidad de embaucar a jóvenes idealistas y a algunos juguetes rotos de la política (léase Jorge Verstringe) con el único afán trincar y vivir como los ricos y privilegiados capitalistas a los que tanto “odian”. Vean el ejemplo que está dando don Pablo Iglesias con su señora esposa Irene Montero y su chalet de lujo con escolta policial… la “casta” a su servicio.

Teresa Rodriguez se presenta a estas autonómicas como candidata de Adelante Andalucía (Podemos). Esta gaditana me parece coherente con sus principios. Desde antes de ser mayor de edad ya estaba en los círculos universitarios defendiendo su ideario comunista y anti-capitalista. Debe ser una gran trabajadora, honesta, legal y estoy seguro que muy buena persona. Reconozco en ella la inquietud utópica de muchos jóvenes actuales, algunos incluso de mi familia. Me recuerda mis tiempos de Universidad cuando much@s como ella -entonces de la Joven Guardia Roja-  nos daban mÍtines con los mismos argumentos que Podemos pregona ahora. Todos aquellos troskistas revolucionarios son ahora acomodad@s vecinos con el alma a la izquierda y el bolsillo bien seguro a la derecha.
Lo único que no entiendo es por qué se disfraza de abertzale siendo de Rota.

Conclusión: Yo vengo de vuelta. Gracias.

VOX
Partido político “inmaculado” en El Parlamento, liderado por Santiago Abascal, que proviene de una escisión del PP vasco. Aseguran los que saben de esto que está a la derecha del PP nacional y por eso los partidos de izquierdas lo tachan de “extrema derecha”, con intención peyorativa. Yo creo que Vox tiene una importante razón de ser: se presenta como un partido españolista (sin miedo a la bandera de España) que quiere recabar el voto de aquellos que están desengañados de los habituales partidos que llevan “gobernando” (por decir algo) alternativamente tantos años en España y lo único que han hecho ha sido mangar y jodernos a todos a impuestos para seguir siendo un país de mediocres rateros. Para eso proponen medidas drásticas: modificar la Ley de Partidos Políticos y cambiar los mecanismos electorales; suprimir las autonomías reforzando la unidad territorial de España y simplificando su gobernabilidad ahorrando ingentes cantidades de dinero que se va en mamandurrias; estricto control económico del dinero público suprimiendo subvenciones; reforma del CGPJ y del Tribunal Supremo; libre economía de mercado facilitando la creación de empresas, potenciar el núcleo familiar y suprimir al aborto; regenerar el sistema educativo para todos los españoles por igual; potenciar la lucha contra la corrupción y el respeto a la Ley despolitizando de los organismo de control y reguladores. Todo esto anterior no lo digo yo, lo dice la web de Vox que es de donde lo estoy copiando.
Difícil tarea van a tener estos señores por delante (esto si lo digo yo) si alguna vez llegan a gobernar.

Francisco Serrano Conde es el candidato de Vox a la Junta de Andalucía. Magistrado en excedencia y abogado en ejercicio especialista en Derecho de Familia. No tiene antecedentes como político.
Al parecer Vox está teniendo en las encuestas un incremento en la intención de voto lo cual está poniendo nerviosos a los partidos del centro y de la derecha (Ciudadanos y PP). Yo creo que tendrán mas votos en las próximas Generales que en estas Autonómicas, pero no se descarta que consigan escaños en Andalucía. Yo no soy hombre de extremos ni de adornarme con banderas (las cuales deben ondear en lo alto de los mástiles), pero comprendo que muchos descontentos con la actual “derecha” tan cutre que han dejado los predecesores, vean en este partido la oportunidad de regenerar una nueva derecha mas honesta, sin complejos, sin fantasmas corruptos ni horteras de boleras llevándoselo en la faltriquera.

Conclusión: En España necesitamos partidos políticos (no solo uno, cuantos más mejor) del color que ustedes quieran,  los cuales digan en el Parlamento las verdades del barquero y propongan soluciones reales a los problemas actuales, aunque sean casi imposibles de llevar a cabo.
Y hasta aquí puedo contar…

PD:  Yo tengo mentalidad de científico, es decir, soy agnóstico hasta que los experimentos  me muestren los resultados. En política exactamente igual. No me creo nada de ningún partido ni de político alguno hasta que no los vea “actuar” y me muestren sus resultados…
He votado desde joven a partidos de izquierda, de centro y de derecha y tan solo tengo claro una cosa: La Democracia significa votar a quien nos salga de los mismísimos sin dar explicaciones a nadie.
Ser libres.
Y punto.