Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La Piel

La piel que nos cubre y que nos descubre, que nos pinta y que nos despinta, que nos protege o que nos delata, la piel que nos sirve de frontera con el espacio inclemente y con el tiempo atmosférico, con el más acá y el más allá, la piel que tanto nos gusta que nos acaricien o que nos causa rechazo inmediato solo con la cercanía de otra piel no deseada, la piel dura de las plantas de los pies que nos retrae siglos atrás o la piel cerebral de las yemas de los dedos que disfruta originando música vibrando las cuerdas de una guitarra o acariciando las teclas de un piano, la piel del cuerpo femenino tersa y suave, la piel masculina oxidada y rebelde, la piel sensitiva tan frágil y temblorosa de las zonas sexuales, la piel insensible curtida por el sol o reseca por el viento y el frio, la piel salada de los marineros, la piel cérea y lánguida de las señoritas de las novelas de amor, la piel teñida de mil colores fabulosos por la antojadiza melanina, la bronceada piel de las amazonas, la piel roja de los indios americanos, la piel del rostro pálido de las películas de combois, la piel negra resplandeciente de los esclavos que nunca debieron serlo, la piel que contra tu piel se peleaba… LA PIEL.

Así como el corazón, el hígado, los pulmones o los riñones son órganos del cuerpo humano, la piel con sus tres capas: epidermis, dermis e hipodermis, se considera el órgano de mayor tamaño de nuestro organismo. Cinco kilos cinco pesa nuestro cuero. Cinco kilos de células especiales que forman la epidermis protectora, de células de grasa que nos aíslan del frio y de la calor y células hacendosas de tejido conjuntivo lleno de capilares arterio-venosos y de linfáticos que proporcionan nutrientes a los corpúsculos nerviosos y terminaciones sensitivas, táctiles, de presión y térmicas. Piel repleta de glándulas sebáceas, de poros sudoríparos, de pelos y de variados orificios que permiten el intercambio entre mundo exterior e interior y viceversa.

Pero para muchos de nosotros la piel es tan solo la epidermis, la capa más externa, la que vemos, la que nos rascamos cuando pica, la que nos lavamos con jabones y nos rellenamos de cremas y afeites día tras día. Eso esta muy requetebién, cuidar la epidermis es un hábito saludable, sobre todo para las industrias cosméticas que venden oleosos potingues epidérmicos a precio de oro.

Pero es más importante cuidar la dermis y la hipodermis sobre todo con Medicina Preventiva.

La piel se nutre e hidrata desde adentro hacia afuera. Buena hidratación con aporte correcto de líquidos y buena alimentación mediterránea con dosis altas de antioxidantes naturales, vitaminas y alimentos ricos en beta carotenos (frutas y verduras de colores anaranjados, amarillos, rojos, etcétera) nos van a proporcionar buena salud para nuestra hipodermis y dermis. El deporte diario y el descanso correcto aportan firmeza y juventud a nuestra piel.

Lo mejor para cuidar la epidermis – que es la capa mas externa de la piel- es evitar las radiaciones solares que producen quemaduras potencialmente cancerígenas, es decir nunca exponerse al sol directo en las horas centrales del día. Y antes de tomar el sol cubrir la epidermis con las dosis correctas de cremas protectoras con filtros de rayos UVA, sobre todo en los niños. La radiación solar (como todas las radiaciones nucleares) es acumulativa. Existen tablas que pueden ustedes consultar según su tipo de piel adecuado al color (más blanco menos melanina y mas riesgo) y los tiempos de exposición solar adecuados.

Yo recomiendo cuidar nuestra piel durante todo el año, no solo en verano, tanto por dentro con dieta mediterránea alta en beta-carotenos antioxidantes, también buena hidratación sin exceso de alcohol, nunca tabaco; por afuera con poco sol directo y con buenas cremas cosméticas de protección y nutrición epidérmica.

Y les cuento un secreto. En invierno puede ser muy atractiva una piel bronceada. Pero no hay nada más atractivo para mi que una piel de mujer resplandecientemente blanca y saludable en pleno mes de agosto.

He dicho.


3 comentarios:

  1. PROBABLEMENTE A LOS DINOSAURIOS LOS EXTERMINÓ UN METEORITO, es una posibilidad cuasi comprobada, yo creo en otra porque a veces me da por pensar tonteras, cosa que me relaja mucho, elaboro teorías a mi capricho en cosas que me importan un pepino y mi mente tiene una tregua. Puede ser que se auto/exterminaran ellos por enormes, voraces y absolutamente faltos de raciocinio que son tres estados que unidos conforman una onda mucho más destructiva que la del peñasco espacial. Casi todos eran enormes carnívoros y fieros, su existencia consistía en comerse al que encontraran y pelear a muerte para aparearse, punto. Los hervíboros, algo más calmados y más tontorrones, se limitaban a pastar toneladas de líquenes tiernos y helechos frescos y a poner sus huevos sin miramientos de conservación de especie, porque para sobrevivir a ese cuerpo tan imponente no podían dejar de alimentarse ni un instante. En realidad la biología no jugó a favor de estos monstruos de cuerpos imponentes y cerebros limitados y terminaron comiéndose entre si y sucumbiendo a los elementos porque no tenian recursos para nada, ni plan b ni carta ninguna guardada en la manga, no tenían empatía ni razón de vivir ni mirada, solo querían comer y matar por esos cinco minutos de instinto sexual. Que pocas alternativas les da la naturaleza a algunas criaturas. Quedan algunos seres que parecen haber sobrevivido a la matanza, seguramente muchos insectos, los cocodrilos que son unos animales tontísimos y las bellas libélulas que eran muy grandes y son las únicas listas de todo este tinglado, han empequeñecido para que las dejemos vivir su corta vida en paz.- #coSasquepiensooo #moRaleja #compreunagniytirelavieja

    ResponderEliminar
  2. LAS REDES SOCIALES, facebook, twuitter, instagram, son adelantos de la técnica para el bien de la humanidad para conocerse entre los seres humanos, compartir imágenes de tu vida o de lo que te gusta y dar una opinión en una sola frase. Fueron concevidas para encontrarnos y enriquecernos unos a otras, para disfrutar, para mostrar lo mejor de cada cual, en fin, para socializarnos que es el primer paso que dió el homo sapiens para prosperar porque lo que no ven dos ojos lo ven muchos y las distintas ideas hacen una civilización. Lo malo es que mientras tanto las desgracias, los sinsabores y las guerras nos acompañan, pero desde siempre ¿eh?, esto no es nuevo, hay bestias humanas en toda la historia del hombre pensante, al del poblado de al lado se le antojaba una mañana que el de enfrente estaba mejor dispuesto para la luz del sol y por ese motivo masacraba a sus habitantes y se quedaba con lo que no fue suyo y así sucesivamente, por no hablar de inquisiciones, emperadores sádicos y presidentes sicópatas que les da por acabar con una raza porque los ve feos. Ha pasado siempre, en España estamos acostumbrados al terror por tantos años de asesinatos de eta, a tres por semana, ahora la amenaza es global por la yihad que es una teoría fundamentalista en la que los yihadistas matan en nombre de su dios, cuando lo único que quieren es dinero, como los de eta, como todas las guerras, como todos los que hacen daño, quieren solo dinero, quieren quedarse con nuestro poblado porque ahora se les ha antojado y lo hacen con un nuevo invento, el más terrorífico y sibilino de todos los tiempos, el terrorismo, ya a pequeña escala se venía haciendo en distintos países, Irlanda, España...Aquí entran las redes sociales, ahora las opiniones viajan a la velocidad de la luz y se entera medio mundo de lo que un@ ha dicho en un momento de calentón. Las opiniones son libres pero tenemos que ser conscientes que el odio genera siempre más odio, que no todos pensamos igual y eso es bueno, que estamos en el fondo de acuerdo en que los asesinos están para abatirlos porque son fieras hechas para matar, pero los buenos tenemos que ser responsables de que nuestras palabras pueden generar una guerra de odios con eso mismo a lo que tanto respeto le tengo, con la palabra, la libertad de expresión y el pensamiento. Hay veces que la lengua es CASI tan afilada como la espada y eso es peligrosísimo, es crear otra guerra paralela que no solo no arregla nada, lo empeora todo.-

    ResponderEliminar
  3. P.D. A otros presidentes, casi todos con bigote, oye, les da por creerse que el país es de su absoluta propiedad, en fin, los malos de la humanidad!.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.