Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Confinamiento Eterno

El confinamiento ordenado el 14 de marzo y prorrogado por este “gobierno” atolondrado que nos tienen a casi todos encerrados en casa desde hace más de un mes, parece no tener fin. Las medidas sanitarias que se iniciaron a toro pasado a causa de los intereses políticos y mediáticos de socialista y populistas de Podemos, que tan triste resultado han tenido para muchos ciudadanos sobre todo en Madrid, las estamos cumpliendo los ciudadanos ejemplar y solidariamente.

Solidaridad ciudadana no con el “gobierno” como creen ellos, sino con los que luchan día a día en los hospitales (con escasos medios por desgracia) para salvar vidas, a riesgo de la suyas propias como ya hemos visto; y solidaridad con todos los servidores públicos -no son precisamente los políticos a los que me refiero- y privados que colaboran y ayudan a la sociedad luchando de todas las formas posibles contra esta epidemia y sus devastadores efectos, principalmente por los fallecidos y por las tragedias económicas, sociales, familiares y personales que estamos presenciando.

El confinamiento físico está ayudando a controlar la epidemia de coronavirus y salvando muchas vidas. Los resultados afortunadamente los estamos viendo día a día publicados y analizados científica y estadísticamente. Son esperanzadores. Sabemos que este estado debe estar llegando a su fin y vamos a comenzar a recuperar lentamente nuestra vida “normal”. Y esa es otra prueba que debe superar este “gobierno” sin metérnosla doblada y hasta el corvejón. Porque me temo que hasta al “desconfinamiento” van a intentar sacarle rédito político. Veremos a ver.

El “gobierno”, ante esta crisis, ha adoptado un patrón republicano bolivariano muy típico, con apariciones estelares en la tele bien como “comparecencias” semanales de “mi persona” o bien usando el Parlamento para soltar los discursos podridos del psicópata y sus secuaces. Discursos en los que son capaces de decir que lo blanco es negro y viceversa al mismo tiempo, sin que les afecte el fogonazo brutal de la indecencia que pregonan: “ellos” no han sido responsables, nunca han mentido, no han cometido ni un solo error, es más, han llegado a afirmar que los ciudadanos “estuvimos de acuerdo” con las medidas tomadas días antes la epidemia y en cierto modo somos los responsables…

Mi opinión es que estamos gobernados por un Psicópata embustero que solo le importa el poder y sus oropeles. Todas sus mentiras y contradicciones siguen fluyendo, sin darnos a los españoles una sola explicación ni disculpa de por qué nos mintió y sigue mintiendo. En su paranoica huida hacia el abismo de la destrucción de España se ha rodeado de lo peor de cada casa.

Psicópata  Psicópata   Psicópata ?

El vicepresidente Iglesias es un inmoral tanto en su vida pública como privada y a sus actos me remito. Insulta al Rey repetidamente y por lo tanto a un gran número de españoles monárquicos.


El traidor Torra y sus catalanas maneras de entender la política: “la pela es la pela”, y “España nos roba”, como muy saben los herederos ideológicos de Mosén Pujol y su maravillosa y ejemplar familia, que está dejando a la altura del betún a todo el pueblo catalán.

El teleñeco Sr. Rufián, que no he visto nunca un apellido que defina mejor a una persona, persiste en su chulesca actitud amenazante pues sabe que tiene atrapado a los “socios” por los mismos compañones.


El barriobajero Ábalos, que es un hortera y un chuleta de pacotilla, indigno como los anteriores de representar a España en Europa, y que tendrá que dar cuantas de sus tejemanejes en el aeropuerto con las maletas venezolanas.


El ministro de Sanidad, el pobre, es un filósofo catalán al que todo esto le viene muy grande y está desnortado y sin liderazgo alguno. Y es muy fácil ampararse detrás de un “comité de expertos” -muy opaco y nebuloso para los ciudadanos- pero que parece mas bien elegido por sus idearios políticos que por sus conocimientos científicos.

El CIS es ahora una herramienta al servicio insano del “gobierno”…

Lo que pretenden es confinar nuestras mentes en la cárcel del ideario “revolucionario” y “progresista”, es decir en la falta de libertar individual y con el absoluto control de los medios de comunicación para “reprogramarnos”. Así, las redes sociales y los medios afines se han convertido en el No-Do perpetuo de adoctrinamiento de masas.

El dinero público sirve para comprar voluntades y adeptos a la causa progresista: cadenas de televisión, tertulias diarias, emisoras, periódicos… Tienen un ejercito de paniaguados proclamando consignas marxistas-leninistas a los cuatro vientos, comisarios políticos a sueldo del estado que denunciarán a quien tenga la osadía de ser crítico con ellos y con sus intereses.

Por eso todos somos tachados de fascistas excepto quienes “ellos” digan. El “trifachito”, es decir todos los votantes de Vox, PP y Ciudadanos, fachas. Los que critican al PSOE, a Podemos y a los socios que sustentan al “gobierno”, fachas. Los que piensen distinto al ideario “zombi-progresista”, fachas. Los que discrepan de los periodistas, escritores, músicos, artistas y chupópteros del pesebre, fachas. Los que no ven las películas españolas, fachas. Los periodistas independientes, fachas. Los que en las redes sociales son críticos con el “gobierno”, fachas. Los que tienen una bandera de España y la muestran sin complejo y con orgullo, fachas. Los que son monárquicos, fachas…

Señores “fachas”, o acabamos con ellos en las urnas y restablecemos la libertad de pensamiento, o ellos acaban con nosotros… confinándonos eternamente en el comunismo.

PD: Este artículo se publico ayer en ABC de Sevilla, en Tribuna Abierta. 

Quiero agradecer de corazón y emocionado los cientos de mensajes y llamadas de felicitación que he recibido, muchas de personas desconocidas. Casi todos me felicitan por mi "valentía" y "claridad" y "decir las cosas por su nombre", etcétera.

También he recibido un mensaje de desaprobación llamandome "radical" y de "derechas"...

Ni soy un valiente ni radical. Soy libre. 

Y en este país que los "gobernantes" se atreven a mentirnos sin el más mínimo pudor día tras día, donde los políticos se insultan impunemente dando ejemplo de intolerancia y desvergüenza (por lo menos a mi y a muchos que piensan como yo), donde tenemos cuatro vicepresidencias inútiles en medio de esta crisis que está empobreciendo y arruinando a muchas familias, en este país donde no se han reducido ni el número de carteras ministeriales, ni el Senado, ni el sueldo de los parlamentarios en solidaridad con los que sufren penurias económicas... en este país, digo, no oigo ni una sola voz de los "socialistas" y "podemitas" clamando por alguna de estas medidas.

Yo no soy un valiente, ni mucho menos. Solo digo lo que pienso porque es lo que me dicta mi conciencia.

Yo no soy un radical, ni de "derechas" siquiera.

Ya he votado durante tantos años a casi todos los partidos demócratas de izquierda y derecha y así lo seguiré haciendo. Nunca a los extremistas "radicales".

Radicales son los que nos gobiernan con un único objetivo: mantenerse en el poder. Recordad como mintió Pedro Sanchez a todos los ciudadanos al respecto de los pactos con Podemos y con los independentistas. Ellos son los radicales.

Radicales son los de Podemos y sus votantes, jóvenes obnubilados por cuentos y patrañas, por palabras vacías y falsas de estos líderes "populistas" que prometían "justicia social" y ahora viven mejor que aquellos que decían que iban a "expulsar" de España. Golfos con balcones a la calle. Esos vendedores de quimeras son los verdaderos "radicales", los que defienden "democracias" como la venezolana, dónde se mueren de hambre en las calles y el dictador saca dinero del país a manos llenas.

Yo solo soy un pensador libre y honesto conmigo mismo. 

Sin nadie que me diga cómo tengo que pensar, afortunadamente. 

Libre.

Y así seguiré.

                         Sevilla 29 de abril de 2020.



3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Ahh, hoy ha pasado un meteorito lo suficientemente grande como para temerle mucho cerca de la tierra. Cerca que es lejísimos, pero en términos estelares es que nos ha rozado. Si hubiera caído en la tierra hubiéramos muertos los de izquierda, derecha, centro, ultras, medio pensionistas, buenos y malos. Como ya pasó, sigamos con nuestra historia terrenal, el peñasco de 5 km. se ha perdido ya por el espacio sideral, más hayá del cinturón de asteroides, de júpiter y del lejano plutón desde donde se ve el sol como una luna lejana y la tierra como un punto casi invisible. Seguro que en otras latitudes habrá planetas rodeando a una estrella, ¿serán de izquierdas o de derechas? .

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.