Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

miércoles, 8 de abril de 2020

Información Coronavirus (3)

Estoy recibiendo muchas preguntas por dudas sobre el riesgo de contagio después de haber pasado la infección por Covid-19 y como se produce la inmunidad.

Resumiendo:

Cuando una persona se contagia, el virus se multiplica exponencialmente en la mucosa de las vías respiratorias altas (aumenta la carga viral) y sigue aumentando durante 6-7 días, avanzado por todo el organismo sobre todo en los aparatos respiratorio y digestivo. A partir del día 7, el sistema inmunitario del huésped hace que el virus comience a menguar (disminuye la carga viral) hasta desaparecer en 10 -12 días.

La prueba PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) que se toma de secreciones mucosas de vías respiratorias y faringe, donde se reproducen los virus, es positiva a los pocos días del contagio y se negativiza cuando desaparecen (carga viral negativa). Sirve para confirmar contagios recientes activos y para saber cuando un positivo se ha convertido en negativo. No predice directamente si un paciente está inmunizado.

La prueba basada en la detección de anticuerpos que se forman en los infectados por Covid-19 es más compleja de interpretar. El organismo fabrica dos tipos de anticuerpos:
-       IgM. Estos anticuerpos (AC) se generan en la fase activa de la enfermedad para luchar contra el virus, de forma que a los o 7-10 días ya hay niveles en sangre suficientes para detectarlos. A medida que desaparece la carga viral, estos AC van disminuyendo progresivamente hasta desaparecer en varias semanas. Un nivel alto de estos AC significa una infección en curso o reciente.
-       IgG. Estos AC se comienzan a formar unos días después de los IgM, y aumentan lentamente en el suero de los pacientes contagiados, pero no desaparecen aunque disminuya la carga viral. Son los AC encargados de conferir la inmunidad y evitar la reinfección por el virus Covid.19. En teoría un nivel alto de estos AC IgG significa un buen nivel de inmunización. Se necesita tiempo y realizar pruebas a gran parte de la población para saber que tan eficaz es la inmunidad que confieren al individuo.

Desde el momento del contagio pueden suceder varios escenarios de evolución:
·      Pacientes asintomáticos o con síntomas leves (el 80% de los contagiados). Lo normal en los más jóvenes. No saben que son positivos, no sufren síntomas, pero pueden contagiar a muchas personas durante al menos 7-12 días. Después de 14 días dejan de ser contagiosos. Por eso se recomienda 14 días de aislamiento en los casos sospechosos por contacto directo con contagiados. Las pruebas de AC son muy útiles para detectar tanto a los pacientes negativos, como a positivos asintomáticos y curados/inmunizados.
·      Pacientes con síntomas de Covid-19 (15% aproximadamente de contagiados): gripe, quebrantamiento, cefalea, tos, fiebre, asfixia… Estos pacientes suelen consultar con el médico o con Sanidad, se les recomienda aislamiento y tratamiento en domicilio, a algunos se les realizan pruebas RCP y radiografías. Los síntomas suelen ir desapareciendo en el plazo de 14 días. Desde que no tengan síntomas deben guardar otros 14 días de confinamiento domiciliario, pues pueden seguir siendo contagiosos. Lo ideal es realizar a este grupo de pacientes test RCP o serológicos (AC) para confirmar que son positivos, negativos y/o inmunes.
·      Pacientes que desarrollan neumonía SRAS Cov-2 (5% de contagiados), con evolución tórpida y asfixia grave. Suelen ser pacientes mayores de 60 años y con frecuencia precisan ser hospitalizados con estancias largas. Esta neumonía es un cuadro complejo que puede agravarse independientemente de la carga viral, precisando ingreso en UCI y respiradores. Esta enfermedad se puede alargar en el tiempo, independientemente de la evolución de la carga viral y los resultados de las pruebas de AC.

Como vemos es de vital importancia realizar pruebas de detección serológicas al mayor número de personas, ya sean asintomáticas o sospechosas, en orden a estratificar los riesgos e impedir la progresión.

-       Los pacientes negativos son los susceptibles de contagiarse, y deben ser muy estrictos con las medidas de prevención anti-contagio: sobre todo usar mascarillas, guantes y guardar la distancia de seguridad social.
-       Los contagiados o con síntomas sospechosos a la espera de pruebas, deben guardar aislamiento domiciliario estricto, hasta que se confirme que ya no son contagiosos por PCR o serología AC.
-       Los positivos asintomáticos deben igualmente guardar aislamiento hasta que se confirme la PCR es negativa.

La importancia de hacer las pruebas de detección precoz a la mayoría de individuos queda fuera de toda duda. Cuanto antes se realice -durante cualquier epidemia- menos personas se verán expuestas y contagiadas, habrá menos carga hospitalaria y menor número de fallecidos.

1 comentario:

  1. Cerró la puerta tras de si y se dió cuenta que la escalera la bajaba a la realidad prohibida, se sentó a comer y terminó de convencerse que con la soledad se tenía que llevar bien sin más remedio, abrió la ventana en la noche y la primavera tardía entró en su casa, pensó que el secreto está en barajar con sabiduría esta vida con dominio de su propia naturaleza en todas las estaciones, las del año y las de trenes que pasan. Preparó la ropa para ganar tiempo al día siguiente, este gesto lo tomó como lo que era, un triunfo de hoy para mañana, un acto digno de una heroína.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.