Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Filosofía y Política


¿Es el hombre capaz de comprender el mundo en el que vive? ¿Cómo se adquiere el conocimiento necesario para intentarlo?

Desde que el hombre tuvo uso de razón comenzó a plantearse conceptos tan elementales como estos: ¿Qué hago yo aquí? ¿Qué sentido tiene mi existencia? ¿Qué significado tiene la vida humana? ¿Somos dioses o esclavos? ¿Porqué la vida y la muerte? Piensen ustedes en cualquier otra pregunta sobre el alma, dios, el universo, el infinito, e intenten responder con su propia experiencia. Eso es la Filosofía: Amor a la sabiduría, al conocimiento, a la Verdad.

La Filosofía es la búsqueda de la Verdad sin subterfugios. No sirven medias verdades ni comodidades. El hombre necesita respuestas que colmen sus aspiraciones de conocimiento y es lícito buscarlas. La Metafísica indaga las causas primeras del ser (ontología), la naturaleza y origen de las cosas que existen (cosmología) y nos afectan como seres humanos susceptibles, entroncando así con la psicología racional y con la teología, que pretenden dar respuestas al origen del yo, a la existencia del alma y de dios. Por esta inquietud aparecen también las religiones que ofrecen respuestas diversas a estas cuestiones e intentan apaciguar la angustia que crea la inseguridad y el desconocimiento.

Pero hay un concepto primordial que se adquiere desde el nacimiento, implícito en la condición humana: la autocrítica. Los animales humanos tenemos esa capacidad extraordinaria de analizar nuestros propios actos y compararlos, nos examinamos y sacamos conclusiones y así podemos adaptar nuestra evolución en base a los resultados obtenidos.

Podemos optar entre varias opciones en cada momento y con todas sus consecuencias. Es decir, vivimos continuamente eligiendo entre el bien y el mal de manera libre y voluntaria. Filosofía, Ética y Moral (o Religión, para quien profese) nos señalizan el camino. Yo creo que el Hombre es y nace bueno, que elige siempre la opción correcta: hacer el bien.

Cambio de tercio. La “Politica”.

Si estamos de acuerdo que una de las aspiraciones básicas del ser humano es poder actuar del modo mas libre y autónomo posible, tenemos que convenir que existen unas “normas de comunidad” para vivir en sociedad que nos exigen un comportamiento coherente y consecuente. Estas normas no escritas de convivencia social están regidas tanto por la ética personal -es decir tener un conocimiento previo, una experiencia consciente de la diferencia entre los que está bien y lo que está mal- y la moral, entendida esta última como el conjunto natural de normas, costumbres, usos, tradiciones y creencias, que dan sentido propio a un grupo humano obligado a relacionarse entre si.

A los señores que optan por ejercer de “políticos” los encargamos de que escriban y regulen estas “normas de comunidad” basadas en la Filosofía, Metafísica, Ética, Moral… En teoría estos amables señores han de estar formados y con experiencia en las disciplinas necesarias para ejercer con profesionalidad sus cargos de tanta responsabilidad y deben dar ejemplo de ética y moral intachables, de honradez probada, de transparencia en la gestión encomendada, de ser garantes del bien común y de la paz social…

Tararí que te ví. La Política es el arte de la ocultación de la verdad, sin la más mínima duda. Ocultar la verdad es una manera perturbada de mentir. Por eso nos sentimos siempre defraudados con nuestros dirigentes. Sabemos que no son precisamente filósofos.

Mienten en el Parlamento y en el Senado, mienten en los medios de comunicación, mienten delante de los jueces y serán capaces de mentir delante de Dios si hace falta para conseguir sus objetivos materiales.

Muchos llegan a la política no con vocación de servicio, sino con intención de servirse de todos los mecanismos que dispongan a su alcance para vivir del cuento de unas siglas y un ideario impostado. Mindundis con ínfulas de grandeza que hacen mucho daño por su absoluta inutilidad. Algunos han alcanzado las mas altas cotas de su incompetencia.

¿Cuántos políticos nos han estafado y robado impunemente durante años aprovechándose de sus cargos? Pero lo peor ha sido ver cómo sus compañeros de partido ocultaban sus delitos e intentaban justificar lo injustificable. Cómplices con caras de santurrones.

Otros se aferran al poder de una manera demencial como si estuvieran enganchados a la más dura de las drogas, y son capaces de vender su alma a los diablos con tal de mantenerse en la cima. Y los diablos aceptan satisfechos el envite.

La mayoría de los políticos son expertos en confrontar a los ciudadanos y crean problemas donde nunca debería haberlos, fomentan desigualdades sociales, raciales, lingüísticas, económicas, culturales. Hacen creer a sus votantes que son superiores moralmente a sus detractores. Siembran semillas de odio, como la Historia nos recuerda.

Observen los efectos que produce cualquier manifestación de un político en las redes sociales: insultos, discusiones, burlas, amenazas… saliendo a relucir una parte muy ofuscada del ser humano. ¿Por qué? Porque estos mensajes destilan falsedad y oprobio.

Yo creo que nuestros políticos – salvo honrosas excepciones- jamás han ejercido la autocrítica, no se contempla en sus esquemas mentales. Son la cruz del revés de la Filosofía. La parte mas oscura de la sombra que deja el ser humano en la tierra.

Publicado en ABC de Sevilla el 20/06/19


Feria de Sevilla 1951.


Esta maravilla de foto pertenece al archivo fotográfico de mi familia Pareja-Obregón Pol, y me la envía mi prima Concha.
Está fechada el 19 de abril de 1951, Feria de Sevilla, entonces en el Prado de San Sebastián.
Firmada por Arjona, supongo que por Pepe, saga familiar de excelentes profesionales y reconocidos fotógrafos taurinos.

La composición tiene algo mágico y etéreo, como un cuadro renacentista. 
No es una foto posada, pero tampoco parece una instantánea...
La fotografía tiene un poco de todo: plasticidad, movimiento, tranquilidad, belleza, orden, coherencia, perspectiva, encuadre, luz, belleza... ¡Arte!
El escenario es una típica caseta de Feria entonces con telones decorativos y adornos sobrios. Cuatro señores sentados alrededor de una mesita comparten una cañera de vino y son admiradores de la escena principal desde el fondo de la foto. El segundo por la izquierda es don Ramón Pol Carbonell, orgulloso padre de de Delia y María Luisa, a las que mira con cariño.

El que toca la guitarra es mi padre. Tiene 21 años y como siempre parece ajeno a lo que pasa a su alrededor, aunque es el centro de la reunión. Está concentrado en su guitarra y parece fijarse en el guitarrista que tiene a su lado izquierdo, al que no reconozco. Está rodeado de bellezas. El hombre más feliz del mundo en ese momento, os lo aseguro.

A su derecha tiene a su novia, mi madre, Pilar. Está enamorada como una colegiala. Absorta y tímida, melancólica, la mirada baja, ensimismada en los arpégios de la sonanta y en Dios sabe qué anhelos e ilusiones a sus 19 años recién cumplidos.

A la derecha de mi madre, en la fila de las sillas, hay una señorita en movimiento que no se le ve la cara y parece que conversa con mi tia Delia -hermana de mi madre-, mi queridísima tía Delia de Madrid plena de belleza juvenil y angelical.

Sentadas en el suelo están las musas del cuadro, el centro de la composición. Mis queridas tías Delia y María Luisa Pol, dos bellezas, dos hermanas a cuál más guapa. 

Delia, que se casaría pronto con Juan de Dios, hermano de mi padre (que seguro que estaría paseando a caballo), y su hermana María Luisa la madre de mis primos Nuñez Pol. 

María Luisa, de blanco, está risueña y contenta, alegre y disfrutona como siempre muy flamenca y preciosa. La sencillez hecha elegancia.

Y mi tía Delia de Sevilla. ¿La Macarena o La Esperanza? Qué bendita naturalidad y belleza. Fíjense en sus manos por favor. ¿En qué está pensando que está tan guapa?

La foto no necesita color porque el color está presente en la memoria de esos años: en los trajes de gitana, en las flores naturales, en los volantes bordados, en los ojos de estas bellezas primas y hermanas, hermanas y primas, que tanto cariño nos han dado a sus hijos y nietos.

Óle.

Primeros pasos


Ayer 10 de mayo de 2019 di el primer paseo del año descalzo por la arena de mi Rompido.

Las plantas de los pies, acostumbradas a los calcetines mullidos y a los cómodos zapatos de cuero, perdieron la suela rugosa y áspera adquirida por andar descalzo durante meses el verano pasado, y ahora tenemos que fabricar una suela nueva. De nuevo tengo que iniciar el proceso natural de apoyar mi cuerpo sobre la tierra directamente, sin intermediarios. Y esta tierra de la orilla de la ría del rio Piedras -que me acompaña desde que nací- me llama a voces para que la pise y me revuelque con ella, para que me impregne como una croqueta como cuando era niño y me abrigada en ella después de cada baño, para que me deje abducir en su cuarzo mineral y mi cuerpo se refleje en sus millones de cristales devolviendo mi luz a la Luz, mi calor al Calor, mi vida a la Vida.

El contacto de mis pies con la playa es muy sensitivo. Los pies que tengo tienen sesenta y dos años (cada uno), son listos y saben moverse entre los millones de fragmentos de conchenas y de rocas marinas pulverizadas. Noto la arena fina colándose entre los dedos de los pies con suavidad y placer, una caricia impagable. Pero también cada paso que doy es una aventura y un desafío a mi propia experiencia. Sé como apoyar metiendo primero la cara externa del pie y rotando un poco hacia afuera para despejar el terreno de aristas cortantes e intentar terminar el paso firme y seguro, aunque hoy me resulte inacostumbrado. Mi cerebro registra adecuadamente el contacto con las aristas de algunas conchas poco roídas y lo procesa como posible amenaza ordenando a mi sistema nervioso periférico no cargar el peso del cuerpo sobre esa superficie, pero yo sé que la solución es dejarme llevar por mi instinto de muchos años y prefiero cargar la pisada y sentir dolor ahora para poder en pocos días disfrutar de esa misma sensación sin miedo y sin preocupación. Cosas que pasan y se aprenden en la naturaleza.

El paseo se va haciendo más y más agradable a medida que va cayendo la tarde. La marea esta subiendo y dentro de poco el agua cubrirá el fango cenagoso -vida y esperanza- y llegará a la arena mas dura, entonces podré andar remojando mis doloridos pies en esa bendición que es el agua del mar mezclada con el barro nutritivo de la orilla, esa orilla que esperamos todos que llegue lo mas arriba en la playa hasta la blanca arena toalla y albornoz de nuestra niñez.

Hoy he vuelto a ser ese niño que llegó a esta bendita tierra rompiera con seis o siete años y que comenzó a pisar el fango, a conocer la arena mojada y la arena seca. Éramos niños que nos quitamos las sandalias de goma y las chanclas sin permiso de nuestros padres porque supimos al momento que el fango no nos permitía conocerlo si no andábamos descalzos. Que empezamos a adivinar los secretos ancestrales del dios rio-ria como si fuésemos aprendices de una liturgia secreta, del peligro invisible de los ostiones cortantes, de los caños traicioneros y de las corrientes con sus fuerzas imparables y sus intenciones aviesas para el neófito; las virtudes del viento fresco y audaz de poniente o calimoso y pacífico de levante; el asombro de esas puestas de sol tan requetepintadas de colores imposibles que no parecen humanos -porque no lo son- y que da coraje (como decimos en Andalucía) que sean tan bonitas y tan perfectamente organizadas; el teatro de la luna como linterna mágica que unos días nos deja ver la otra banda y la almadraba teñida de plata o por el contrario rellena de oscuridad los ojos de los marineros mas avezados; el misterio de los runrunes de los barcos pesqueros que ya no existen pero que los seguimos oyendo en las entretelas de nuestros sueños…

Volver a sentir cada año estas sensaciones es un privilegio que quiero compartir con ustedes.

Hoy he vuelto a renacer.

PD: He perdido mucha audición y hoy no llevaba puesto audífonos pero he sentido el ruido del agua en la orilla y he visto cantar pájaros durante mi paseo. Yo también los he saludado.

Elecciones 28 de abril de 2019

Ha ganado el PSOE las elecciones. Nada que discutir. Absoluto respeto a la democracia.

Pero mi opinión es igual de válida que la de cualquiera de ustedes al respecto de estos resultados electorales. Expongo:

¡Ojalá hubiera ganado el PSOE de Felipe Gonzalez y Alfonso Guerra! A ellos los reconozco como auténticos socialista que se fajaron en la lucha social anti-dictatorial antes de llegar a la política nacional. Fueron ascendiendo desde los grupos universitarios apoyandose en una base sólida socio-cultural, filosófica, humanística y con unos argumentos político-sociales muy bien definidos y explicados. Sus razonamientos de entonces deberían servir de faro y guía a este Psoe que acaba de ganar las elecciones. Yo los voté en algunas elecciones y a mucha honra.
Pero este partido socialista de ahora no es el mismo de antes. Primero el iluminado ZP y ahora este Pedro Sanchez no tienen nada que ver con sus predecesores. En mi personalisima opinión democrática y liberal, Pedro Sanchez es un ególatra con muy poca empatía por no decir ninguna; desprende un tufo a falsedad en todo lo que dice que tira de espaldas (por lo menos a mi); miente sin nocturnidad y con la alevosía del mentiroso profesional (lo de su tesis copiada y escrita por otro es de vergüenza); se ha apoderado de la televisión pública, de los periódicos manejables (El Pais) y ha creado una red de voceros de telemarketing en las redes sociales -muy bien manejadas por cierto por el CIS y Tezanos- que son absolutamente parciales. Se le ve colérico y con muchos tigres en la barriga, con muy malas pulgas e insulto fácil a sus adversarios. Nunca ha mantenido un programa claro y recto, sino donde dijo blanco ahora dice negro y viceversa, tergiversa sus propias ideas según sus intereses. No, señores, este no es mi Presidente.
Pero confío que el PSOE se imponga a las derivas de su presidente y se comporte como lo que siempre ha sido: un partido respetuoso con la Constitución, no secesionista, defensor de las diversas regiones naturales españolas pero respetando su integridad nacional. Un partido socialista que mejore la calidad de vida de los mas necesitados; que no favorezca la lucha de clases ni fomente el enfrentamiento entre españoles; que pase página de una vez de la guerra incivil y deje en paz a los muertos. 
Ojalá PS sea tan certero en su gobierno que España vuelva a ser un próspero país de ciudadanos pacíficos, sin odios ni rencores, con trabajo estable para todos y buena calidad de vida, con crecimiento de la economía, con pensiones suficientes y adecuadas a las necesidades de los mayores, que paguemos menos impuestos las clases medias y más los que más puedan. 
Y que los médicos estén mejor pagados...

Me alegro del descalabro de PP. Borrón y cuenta (limpia) nueva. Que se regeneren integramente desde las bases y mientras chupen banquillo el tiempo suficiente para madurar como partido político limpio y honesto. 

Ciudadanos me parece un prometedor partido político que ocupará en pocos años el centro del espectro político que tanta falta hace en España. Soy fan de Inés Arrimadas. Es mi voto.

Podemos (con sus diversos nombretes) es para mí un partido radical de izquierdas que creo que ha llegado a su tope, pues no hay tantos españoles a los que engatusar con la utopia comunista.

Vox es para mí un partido radical de derechas que creo que ha llegado a su tope, pues no hay tantos españoles que se quieran reenganchar a la utopía fascista.

En resumen: vamos a intentar disfrutar (sin coña) del resultado de las elecciones y vamos a colaborar todos a sacar adelante a nuestra España, sin fisuras.


MIEDO A VOTAR


Llegan las elecciones del 28-abril y tengo que confesar que, en mi caso, es difícil prestarle mi voto a algunos de los principales partidos que me lo piden.
Creo que estas elecciones son muy importantes para todos los españoles, pues me temo que nos jugamos el futuro de España tal como la conocemos ahora: un Reino parlamentario, democrático y constitucional conformado por Comunidades Autónomas y fronteras históricas, que nos definen desde hace lustros como uno de los países con más calidad de vida del mundo, más pacífico y más seguro para vivir.
PODEMOS. Me da pánico, no miedo. Estos comunistas trasnochados se presentan con un programa marxista-leninista disfrazado de democracia y son una verdadera amenaza para cualquier país democrático, no solo para España. Sus prioridades son (lean el programa, por favor): acabar con la Monarquía, instaurar una república socialista con la economía -comunista- manejada por el Estado, instaurar comisarios políticos (“observadores”) en todos los estamentos, control de las instituciones por medio de iniciativas populares, control estatal-popular de los medios de comunicación, fiscalidad brutal y cero financiación a las empresas privadas, cancelación de hipotecas por dación en pago, ocupación regulada por el estado de las viviendas vacías (no es broma), control completo de la educación y desaparición de colegios privados y concertados, aborto libre y financiado hasta el fin del embarazo, admisión de inmigrantes sin papeles con todos los derechos sin limitaciones, regulación y reorganización del ejercito y las FCSE, control de las libertades individuales en cuestiones morales y religiosas… Un auténtico despropósito el de estos caraduras con chalets de millonarios.
PSOE. La deriva hacia la izquierda más radical que inició el fenómeno ZP, y que está siendo magnificada por este Pedro Sánchez y sus acólitos, me da casi tanto miedo como Podemos. Después de muchos años de paz entre todos los españoles, estas dos “lumbreras” han decidido restaurar la confrontación, el revanchismo, el odio, la sinrazón, el nepotismo y la violencia entre españoles que vivíamos tan felices y tan contentos en nuestra democracia pacífica. Esgrimen mentiras como catedrales y las defienden a capa y espada solo por el afán de gobernar, sea como sea. Franco había muerto de una puñetera vez (con lo que costó…) y lo han resucitado para crear un clima confuso y agitado. Acusan sin pudor de extrema derecha y de fascismo a los que no piensen como ellos y les ponen etiquetas marcadas con odio como hacían los nazis a los judíos, controlan las redes sociales y las agitan como nadie contra los que no colaboran, lanzan bulos y noticias falsas que crecen como bolas de nieve que siempre se estrellan contra los mismos, prometen y prometen y tiran del dinero público como si fuera un cesto de caramelos… Pero no les da vergüenza ni pudor pactar y asociarse con extremistas de la izquierda mas zurda y anticonstitucional, con independentistas radicales antiespañoles que quieren romper este país, con golpistas violentos y prófugos de la Justicia, con antiguos terroristas (si eso es posible…) manchados de sangre. Mienten mas que parpadean. Y lo saben, que es lo peor de esto…

CIUDADANOS. Ciudadanos me gusta como partido centrista, defensor de la Constitución y de una Cataluña española, culta y pacífica. Creo que debe ser un partido que aporte sensatez y “seni” a los demás partidos tanto al Psoe como al PP. Pero Albert Rivera debe de tener claro cuales son las fronteras que no debe traspasar y, ahora mismo, una de ellas es este Pedro Sánchez (no el Psoe) con su visión trágica de la política española. Me gusta Inés Arrimadas y otras muchas personas que van en las listas de Ciudadanos, pero no veo claras las intenciones de su líder ni su compromiso a corto plazo. Parece que dicen siempre una cosa y la contraria, hoy blanco y mañana gris, si pero no, veremos a ver pero con gafas polarizadas… Me gustaría creer a este muchacho cuando dice que no pactará con el Psoe (con Pedro Sánchez) pero me parece que nos la está dando con queso… No sé yo si llegado el caso será capaz de mantenerse alejado del poder o caerá en la tentación del boato y oropel asociándose con los socialistas. Ese es mi miedo.
PARTIDO POPULAR. Miedo me da la sonrisa eterna de Pablo Casado que me recuerda al gato de Cheshire. No está la cosa para reírse tanto. El PP es un partido lastrado por la corrupción a todos los niveles y en toda España. Tuvo en su mano evitar la llegada al poder de Sánchez vía moción de censura y no supo o no quiso evitarlo. Después de eso se han dedicado a rebanarse el pescuezo entre ellos mismos y no han dejado títere con cabeza… Ahora mismo creo que es un partido en periodo de transformación interior y necesitan tiempo y mucho desengrasante antioxidante para limpiar tanta corrosión acumulada en los cimientos. Esto va a lastrar la intención de muchos votantes clásicos de este partido que invertirán en Ciudadanos o en Vox. Yo creo que no están preparados para gobernar, necesitan demostrar que del PP que conocíamos solo quedan las siglas y que las personas que conforman desde las bases el actual aparato están limpias e inmaculadas y sin dobles cuentas ni sobresueldos. Estoy encantado de ver algunos fichajes nuevos que seguro que en el futuro tendrán gran protagonismo pues son gente de bien y honrados a carta cabal. Mi miedo es que a algunos se les vuelva a olvidar que a la política se llega para servir a España, no para enriquecerse lo antes posible…
VOX. Su irrupción en Andalucía fue una sorpresa inesperada. Es el partido de la derecha tradicional española, de la bandera y el himno, del arriba España con orgullo y sin complejos de “mediocres”, de no dejarse avasallar por la “superioridad moral” de la izquierda en asuntos variados, ni permitir lecciones absurdas de legalidad ni de democracia. Santiago Abascal representa al macho ibérico sin miedo a decir lo que piensa en cuestiones tachadas como retrógradas por los progres al uso de los últimos años: defiende la bandera nacional como símbolo de la unidad de España y la defensa de la soberanía del territorio, defensor convencido de la inviolabilidad del hogar y la vida de nuestros hijos, defensor de la caza y la pesca deportiva, de las corridas de toros, de nuestras costumbre y fiestas… Muy crítico y disconforme con las autonomías y el dispendio sangrante continuo del dinero mal gastado en tonteras prescindibles, con el feminismo mal entendido, con el aborto por comodidad. Acusa a los inmigrantes abusones que exigen más que cualquier español y con más vehemencia, pretende acabar con la violencia de los okupas… De todo esto y de más opina en sus mítines defendiendo o acusando con argumentos más o menos compartidos por mi parte. Si mi padre viviera lo votaba con los ojos cerrados. Creo que es un partido que se irá estableciendo y modulando con el paso de los años. Mi miedo es que -por el contrario- este partido sea el refugio de extremistas violentos, intolerantes y no democráticos que perturben la paz y la concordia en nombre de antiguos guerreros patrios. Eso nunca más.
PD: Esta es una opinión personal e intransferible. Mi opinión. Mi reflexión. Lo mejor para España y los españoles es que cada cual vote libre y en paz a quien considere oportuno, pero que no salpique al tirarse a la piscina electoral.
Respetar el resultado de las votaciones no está al alcance de los manipulados por los aparatos que devoran las neuronas de los frágiles mentales. A estos abducidos les digo que si no están conformes con el resultado, sea cual sea el que salga, que su sitio no es este país… que se vayan a Venezuela, por ejemplo, o a Méjico, qué sé yo… En cualquier dictadura árabe de esas tan “democráticas” también podrían estar una temporada…
Buen viaje.