Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Muerte de un Torero

Acaba de morir otro torero de una cornada. Estaba toreando por afición y por profesión, por lo tanto haciendo lo que le gustaba y exponiéndose voluntariamente como cada tarde a un toro bravo que embiste y hiere. El toro no entiende de heridas ni de muertes, su instinto de embestir y cornear está implícito en sus genes, el toro hace lo que tiene que hacer. Ni más ni menos.

Sobre las Corridas de Toros y la muerte de los toreros se han escritos muchas de las mejores páginas de la literatura española en prosa y en verso, se representan obras de teatro, se han rodado películas de cine y documentales, se editan revistas taurinas y las crónicas periodísticas ocupan un buen puñado de páginas de los periódicos. No voy yo a hablar de la Historia de la Tauromaquia (preciosa por cierto).

Después de la muerte de un torero nos damos cuenta de la grandeza y el valor de quienes se ponen cada tarde delante de un toro, ya sea en una plaza de tientas, en una portátil de cualquier pueblo perdido o en una plaza de primera de cualquier capital del mundo taurino. Cada persona tiene sus motivos para elegir su destino. Respeto a los toreros.

Admiro a los ganaderos de bravo y soy un enamorado del toro de lidia como el animal más bello y singular: embiste y acomete por casta y linaje genético una y otra vez mientras tenga fuerzas, se crece ante el castigo de puyazos y banderillas y se aferra a la vida con dignidad y gallardía a pesar de estar mortalmente herido. Respeto a los toros.

Ahora los anti-taurinos volverán a esgrimir sus argumentos: los toreros son unos salvajes sanguinarios, unos torturadores y otros adjetivos peyorativos ampliados con variados insultos a todos los taurinos, a los aficionados, al público.  

Los más agresivos anti-taurinos desean encarecidamente y lo publican en las redes sociales que a los toreros en activos les ocurra lo antes posible mas o menos lo mismo que a los toros de lidia… ¡Ya ven ustedes la paradoja! A los toros ni tocarlos pero que se mueran los toreros no les parece mal. No son anti-taurinos, son anti-toreros.

Sinceramente a mi no me gusta ir a ver una corrida de toros. Me da miedo lo que pueda pasar y no tengo yo el cuerpo para sobresaltos y disgustos y mucho menos para valorar la posibilidad de ver morir a un torero en directo. Dios me libre.

Hace años que vengo diciendo que no voy más a ver una corrida de toros, aunque cada años y por motivos variados asisto incómodo a dos o tres “festejos” en la Plaza de Toros de Sevilla. Nunca salgo feliz ni contento de lo presenciado (si acaso respiro aliviado si no ha habido percances…)

Tampoco me gusta que hombres “luchadores” dentro de una jaula se peleen a golpes demoledores casi hasta la muerte, que se den patadas en la cabeza o puñetazos hasta quedar kao. Nunca iré a ver un “espectáculo” de ese tipo. Pero tienen millones de seguidores en todo el mundo y se mueven millones de dólares en cada combate. Allá ellos.

Tampoco me gustan las carreras de motos, tan españolas, en las que unos chiquillos se ponen a 300 kilómetros por hora y se dan hasta patadas para adelantarse y subir a un podio de tres escalones, sin importarles dejar caer al rival y que se parta la crisma. Igual pienso de las carreras de coches, bólidos absurdos dando vueltas demenciales a un circuito sin fin con conductores jugándose la vida y la de los otros pilotos sin ningún miramiento. Absurdo.

Y tampoco me parece bien que usen a los animales con fines comerciales confinándolos en jaulas minúsculas como hacen con los leones, los tigres, los monos, los elefantes y otros muchos en los Circos o Zoológicos represores. Esos animales deberían estar sueltos en su hábitat natural o en reservas animales adecuadas. No más maltrato animal.

Tampoco me gusta que aborten la mujeres por motivos económicos o políticos-sociales, considero que es un crimen contra Vida humana. Y se les facilita el aborto, con todas las bendiciones de los politicastros de turno.

No me gusta ver como se mueren de hambre o de enfermedades comunes millones de personas cada año en el mundo mientras otros tiramos alimentos diariamente y despilfarramos el dinero en gastos absurdos que podrían evitar miles de enfermedades proporcionando vacunas e hidratación.

Y no me gusta que en nombre de las religiones y los dioses mueran cada día cientos de personas en guerras absurdas y atentados criminales contra inocentes. Todos estamos bajo la amenaza terrorista.

Me aterrorizan los parricidios, la violencia de sexo contra mujeres, hombres y niños, los psicópatas que andan sueltos violando a niñas o torturándolas. El machismo es una lacra social que debemos denunciar y erradicar.

No me gustan las botellones de los jóvenes que se emborrachan cada fin de semana y matan con el coche a ciclistas o a paseantes… Y no hacemos nada al respecto.

En el mundo hay muchas injusticias, incongruencias, hipocresías, partidismos, falsedades, distorsiones, opiniones para todos los gustos y colores. Pero con prioridades, señores, prioridades.

Y me parece que los anti-toreros-taurinos deberían gastar sus fuerzas e inteligencias en otros menesteres que aporten solidaridad y beneficio a los que más lo necesiten. Prioridades.

Digo yo.



1 comentario:

  1. M.M. Salamanquesa.- La conocí hace muchos años, niña bien y millonaria de capital, pisazo de gran lujo, mayordomo con librea y viajes de ensueño continuos, lo que se dice vida de lo que es, de millonaria. Hace poco me la topé por casualidad en una red social, nos reconocimos y nos saludamos, en las pocas semanas de ese saludo tardío ya, la he vuelto a ver en fotos actuales por los países más exóticos y en los hoteles de mil estrellas. Ayer entré en el chat en el que la ricachona y sus amigas se reían y celebraban la muerte del torero, son todas animalistas, se declaran adoradoras de los animales, no está mal, por lo demás siguen haciendo lo que han hecho toda la vida: denigrar, humillar y despreciar la vida de los seres humanos. Lo llevan en los genes.-
    Todo presuntamente. El nombre es tal cual. Firmado, Lourdes Pareja-Obregón.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.